El Ayuntamiento de Morata de Tajuña presentó, el pasado lunes, la ubicación de los seis nuevos desfibriladores semiautomáticos que el Consistorio ha repartido por todo el municipio y que se suman a los cuatro ya existentes. Gracias a los ocho dispositivos fijos y dos móviles, la localidad es ahora una de las más cardioprotegidas de la Comunidad de Madrid, con un desfibrilador cada 755 habitantes.

El programa ‘Morata Municipio Cardioprotegido’ busca hacer frente a un problema que provoca la muerte, cada año, de 30.000 personas en España fuera del ámbito hospitalario. Para ello, es fundamental actuar en los cinco primeros minutos después de la parada cardíaca.

Ubicados en el Ayuntamiento, el Polideportivo, la Piscina y el Campo de Fútbol Municipales, el CEIP Claudio Vázquez, el SIES Anselmo Lorenzo, la iglesia parroquial y el Centro Municipal de Mayores, además de dos unidades móviles para Protección Civil y Policía Local, están situados de forma estratégica con el fin de actuar, por parte tanto de profesionales de la salud como cualquier ciudadano, ante situaciones de emergencia como consecuencia de una parada cardiaca sufrida por un tercero, evitando de su muerte súbita.

“Una parada cardiaca puede ocurrir a cualquier persona, en cualquier momento y en cualquier lugar. Por eso tenemos que estar preparados, y todos los medios son pocos”, explicó el alcalde, Ángel Sánchez, durante la presentación del programa. La instalación de los desfibriladores externos automáticos en Morata va acompañada de una campaña de información y sensibilización ciudadana, en la que se repartirán 1.250 dípticos para que los vecinos conozcan la ubicación de los DESA y cómo actuar en caso de sufrir una parada cardiaca.

Estas ocho zonas cardioprotegidas y dos móviles permiten ya una rápida respuesta ante cualquier incidente de tipo cardíaco que pueda poner en peligro la vida de empleados municipales, ciudadanos, visitantes o turistas. Una iniciativa a la que se suman los talleres que ofrece Protección Civil de Morata de Tajuña para enseñar a los vecinos a responder ante una parada cardiorrespiratoria.

También te puede interesar