Miguel Fernández Ordoñez ha inaugurado el VII Congreso Estata de Monedas Sociales, que se celebra en Rivas VaciaMadrid este fin de semana, organizado por la Asociación VaciaRivas y que cuenta con el apoyo de COVIBAR.

En su intervención Miguel Ángel Fernández Ordoñez (MAFO) ha defendido la necesidad de modificar el sistema actual bancario y separar la creación del dinero del sistema financiero. Esta propuesta recogida bajo la denominación de “Dinero Seguro” acabaría, según el exgobernador del Banco de España con la fragilidad del dinero y permitiría la desregulación de la actividad bancaria, hoy fuertemente intervenida por el Estado.

El exgobernador del Banco de España ha expuesto los beneficios de una medida aparentemente inocua como la de permitir a los agentes económicos depositar su dinero en los bancos centrales que serian los únicos autorizados a crear dinero.

“Una medida con efectos disruptivos, que supondría un cambio radical, no solo porque evitarían las crisis bancarias, sino también porque la actividad crediticia quedaría plenamente sometida a la competencia sin protección ni privilegios.”.

“En ningún momento los ciudadanos correrían el riesgo de no poder sacar ni transferir el dinero de sus depósitos y dejarían de pagar el coste de una crisis”.

Este nuevo sistema, según MAFO, aumentaría la estabilidad y mejoraría la política monetaria. El dinero llegaría antes a la gente y la salida de cualquier recesión sería mucho más rápida. Además, otro de los aspectos positivos de eta reforma sería la diferenciación clara de las tareas públicas de las privadas.” Por un lado, deja al Estado lo que sabe hacer que es dar seguridad al dinero y por otro, deja al mercado adoptar las decisiones de riesgo”.

Por último, MAFO ha insistido en que las crisis bancarias han sido como las grandes epidemias de la humanidad y sus efectos han sido devastadores. El dinero seguro podría resolver esta amenaza.

“Tenemos que tener un sistema que permita dejar caer a los bancos para que el coste de sus quiebras no repercutan en la supervivencia del sistema, ya que sería una catástrofe para los ciudadanos, como hemos podido comprobar

También te puede interesar