En mayo de 2017 decidí lanzar una campaña de recogida de firmas para reivindicar el acceso de Rivas con la M50. Para darle más fuerza en lugar de hacerlo a nivel particular lo hice creando una plataforma ciudadana. La lancé completamente solo con el apoyo puntual de amigos/as que me ayudaron en cuestiones como la de crear el logo,etc. En junio lancé la campaña, tuvo mucha repercusión y se fueron uniendo diferentes vecinos y vecinas, ya sí empezaba a parecer una plataforma de verdad.

Desde entonces han sido muchas las horas dedicadas, en muchas ocasiones más que a mis propios hijos, y también los gastos ocasionados. La tarea de lidiar con tres administraciones no era fácil. Me reuní con partidos políticos de todos los colores, visité todas las administraciones en las que me invitaron a estar; Ayuntamiento, Senado, Ministerio de Fomento…Y en todo este tiempo junto con otras cuatro personas decidimos dar un paso más y fortalecer el espacio llenándolo de más y nuevas actividades que se complementaran con la reivindicación, nació Placirivas como Asociación Vecinal y desde entonces no ha parado de crecer en número de asociados.

Algo que nace con una única persona, aunque crezca tiene el riesgo de personalizarse demasiado, y por ello, una de las grandes preocupaciones que tenía era la de no ser capaz de crear un relevo que hiciese que la Asociación sobreviviese a la persona. Se ha conseguido y esta nueva junta directiva de la que ya no formo parte es buena prueba de ello.

Han sido tres años y medio intensos, con un gran desgaste personal, y ahora que ya está prácticamente logrado el objetivo, (os adelante que posiblemente mañana habrá nuevas noticias), creo que era el mejor momento para que yo me aventurase en nuevos retos personales y que la Asociación tuviese una nueva dirección, con fuerzas renovadas para seguir haciéndola crecer y marcarse nuevos objetivos. No ha sido una decisión fácil, pero toda hija tiene que “matar” al padre en algún momento para seguir su propio camino, y este ha sido el momento de mi Placirivas, que ya es la de todos y de todas las vecinas.

Gracias a todos los vecinos y vecinas que a lo largo de estos años habéis puesto vuestro granito de arena para hacer de Placirivas lo que es hoy, y haber peleado por algo por lo que tuvimos que escuchar muchas veces que no se podía hacer.

Hasta la victoria siempre.

Mario Bastida