El Ayuntamiento de Villar del Olmo realizará, durante este martes, más de 300 test de detección rápida del coronavirus en una campaña de detección del virus subvencionada para los empadronados en el municipio y que también llegará, de forma gratuita, a los empleados municipales.

Una campaña especial de detección del coronavirus para todos los empadronados que también está abierta a residentes en el municipio y a personas de otras localidades. Para los primeros, el precio de la prueba es de 30 euros, mientras que los no empadronados deberán abonar 35 euros. La diferencia será asumida por el Ayuntamiento.

“Además de dar tranquilidad a muchos vecinos y ofrecer la posibilidad de hacerse el test sin tener que salir del pueblo, estas pruebas nos van a servir para conocer un poco mejor cuál es la situación epidemiológica que tenemos”, ha explicado la alcaldesa, Lucila Toledo.

Las pruebas, realizadas por profesionales, consistirán en una punción para la detección de anticuerpos de tipo IgM e IgG, que aportan una sensibilidad del 94,7% en los casos positivos y de hasta un 99,3% en los negativos. Además, al ser un test rápido, los vecinos podrán obtener los resultados en apenas 10 minutos.

El objetivo es que, ante el final del Estado de alarma y la gradual apertura de todo tipo de instalaciones públicas, “todos los vecinos que lo deseen puedan saber si cuentan con anticuerpos o si están contagiados para, en ese caso, tomar las medidas necesarias y evitar transmitir el virus”, ha comentado Toledo.

También te puede interesar