Miles de personas en distintos puntos España, han salido  a la calle para exigir compromiso y responsabilidad al gobierno de coalición con la causa saharaui.

El movimiento de solidaridad con el Sáhara Occidental ha salido a la calle para denunciar el silencio cómplice del Estado español. Cerca de mil de personas han acudido al llamado de la Delegación Saharaui en España y se han manifestado en la mañana del sábado 14 de noviembre enfrente del Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación.

La movilización denunció el 45 aniversario de la firma de los Acuerdos Tripartitos de Madrid, firmados entre Mauritania, Marruecos y España. Acuerdos nulos de pleno derecho según la ONU que supusieron el abandono español de su entonces colonia y la ocupación del territorio por parte de estos Estados. Lo que desencadenó una guerra de liberación nacional entre el Frente Polisario y los países ocupantes.

La concentración, que debido a la situación sanitaria sustituyó a la manifestación que se celebra anualmente, se celebró tomando todas medidas sanitarias y coincidió con la escalada de tensión en el Sáhara Occidental. Dónde desde la noche del viernes 13 se han producido varios ataques del Frente Polisario a posiciones marroquís en respuesta a la violación del alto el fuego cometido por los alauitas al desalojar de manera violenta a civiles saharauis en la brecha del Guerguerat.

España es potencia administradora de iure del Sáhara Occidental y tiene el deber internacional de garantizar el derecho de autodeterminación de su excolonia. Debe darse cumpliendo a las resoluciones de la ONU que exigen la celebración de un referéndum de autodeterminación, algo aprobado en 1991 que sigue sin llegar.

Concentración y lectura del manifiesto

La concentración contó con la presencia de asociaciones de amistad con el pueblo saharaui, partidos políticos y otros colectivos de la sociedad civil. Tras la lectura del manifiesto una delegación entregó al Ministerio un documento exigiendo una posición activa en el conflicto por parte de España, quién ante el derecho internacional sigue siendo potencia administradora de iure.

En este sentido, el Delegado saharaui en España, Abdulá Arabi, ha lamentado la «dejación» de los sucesivos gobiernos españoles a la hora de asumir las «responsabilidades históricas, políticas y jurídicas» que arrastra como antigua potencia colonial. «Exigimos al gobierno de colación valentía en el conflicto saharaui, España no ha hecho sus deberes con el Sáhara y debe garantizar que se cumpla el derecho de autodeterminación de nuestro pueblo».

También se han convocado movilizaciones en otras grandes ciudades españolas en solidaridad con el pueblo saharaui en Mallorca, Barcelona, Sevilla y Zaragoza entre otras. También ayer, un grupo de jóvenes saharauis acudió a la Embajada marroquí en Madrid, siendo finalmente desalojados por la Guardia Civil.

Exigimos que ante la escalada de tensiones que se vive en el Sáhara, tras la violación del alto el fuego por parte de Marruecos, el gobierno español tome parte activa en la resolución del conflicto:

  • Dejando de vender armas a Marruecos, empleadas para reprimir a los saharauis en los territorios ocupados.
  •  Condenando las violaciones de DDHH marroquíes y su represión contra el pueblo saharaui.
  • Asumiendo su compromiso histórico, político y legal con el Sáhara Occidental apoyando su autodeterminación. Debe acompañar de manera activa en todo el proceso.

No podemos mirar para otro lado. Es el momento de expresar nuestra solidaridad con el pueblo saharaui.

 

También te puede interesar