El alcalde de Rivas, Pedro del Cura (IU), ha aseverado hoy que el Ayuntamiento de Madrid y el de su ciudad deben emprender “una negociación y un acuerdo” sobre la gestión de residuos de Rivas, aludiendo a que la capital mantiene con Rivas “una deuda histórica” que debe ser tenida en cuenta.

Así lo ha manifestado el regidor tras participar en la Junta de Gobierno de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), después de que la Mancomunidad del Este haya advertido de que el vertedero de Alcalá de Henares cerrará definitivamente el 27 de diciembre sin que exista aún una alternativa.

Por ello, la entidad ha planteado trasladar los residuos durante tres meses a la planta de tratamiento de Toledo.

Sobre la gestión de residuos, Del Cura ha insistido en que la relación entre Rivas y Madrid capital “tiene una singularidad que no tiene ninguna otra ciudad”, que se debe a que Madrid estuvo años vertiendo más de ocho millones de toneladas de basura anuales en un vertedero en Rivas.

Además, denuncian que al final de su vida útil el vertedero tuvo que ser descontaminado por el propio Ayuntamiento ripense, con fondos municipales, con un coste de más de 52 millones de euros (la obra total) de los cuales cerca de 27 imputables a la inertización del vertedero. Todo esto pese a que Madrid había convertido al basurero de Autocampo de Rivas en “uno de los mayores vertederos descontrolados del sur de Europa”, declaraba el alcalde.

Finalmente, los entonces alcaldes de Rivas, Antonio Martínez Vera, y el de la capital, Enrique Tierno Galván, llegaron a un acuerdo por el que Rivas podría empezar a verter sus basuras en Valdemingómez.

“Es un acuerdo que se ha respetado por los sucesivos alcaldes, también del PP, hasta que la alcaldesa Ana Botella decidió reclamar una serie de cantidades y expulsar a Rivas, aunque después se volvió a incorporar”, ha recordado.

Pese a todo, actualmente Rivas está “pagando religiosamente su cuota por utilizar el vertedero”, ha explicado del Cura. “Sin embargo, todos esos escenarios pasados obligan a que Rivas y Madrid, unidos por -una deuda histórica-, deban ahora “negociar y llegar a un acuerdo”, añade.

“En el histórico se demuestra que, durante la dictadura, la ciudad de Madrid impuso al pequeño pueblo de Rivas recibir las basuras, para que después correspondiera a los vecinos a descontaminar todo aquello, sin ningún tipo de indemnización”, ha manifestado el regidor.

Preguntado por la situación general del vertedero de Alcalá, del Cura ha dicho que “le apenan bastante” todos los conflictos que existen en la mancomunidad por el vertedero, y ha censurado que los Ayuntamientos “estén discutiendo qué hacer con la basura”, mientras la Comunidad de Madrid “mira hacia otro lado».

“Hay que reivindicar que la Comunidad de Madrid tiene que asumir la labor de diputación». “Sería una verdadera barbaridad, el que las basuras tuviéramos que llevarlas a Toledo, solución que se ha sugerido”,  ha opinado el alcalde ripense.

También te puede interesar