Tras más de dos décadas reclamando la conexión de Rivas con la M50, hoy podemos decir que esta infraestructura, imprescindible para nuestra ciudad y el desarrollo del Sureste madrileño, ya es una realidad. El proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2021 al fin lo contempla. Una partida económica que ha sido incrementada a seis millones de euros, mediante una enmienda recientemente aprobada en la Comisión de Presupuestos del Congreso, que permitirá el inicio de las obras del trazado de acceso a la M50 el próximo año.

Era injustificable que fuéramos el único municipio de los diecisiete por los que pasa esta vía de circunvalación, en nuestro caso a escasos 350 metros del barrio de La Luna, que no contase con este acceso directo. Por eso, nunca cejamos en el empeño y hemos llevado esta demanda histórica y vecinal donde fuese necesario: ante el Congreso, el Senado, la Comunidad de Madrid e incluso a Europa. Todo ello, con nuestro alcalde Pedro del Cura a la cabeza que en este largo recorrido nunca dio esta batalla por perdida.

La Comunidad de Madrid ya se ha pronunciado a este respecto. Como sabéis, el pasado 20 de noviembre, se aprobó con una amplia mayoría la Proposición No de Ley (PNL) presentada por los grupos parlamentarios del PSOE, Unidas Podemos-Izquierda Unida y Más Madrid por la que se instaba al Gobierno regional a que financiase una parte de la M50 mediante un convenio a tres bandas entre las administraciones implicadas. Así mediante la aprobación de esta PNL, la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, y el vicepresidente regional, Ignacio Aguado, estarán forzados a tomar parte en este asunto.

Mientras, celebremos que por fin se haya desbloqueado una inversión básica también para la movilidad en la comarca del sureste. Porque, como hemos dicho tantas veces, la conexión con la M50 era la alternativa más eficiente para evitar el colapso de la A3, diseñar toda una red de transporte público con el eje O’Donnell y garantizar una infraestructura necesaria para el desarrollo económico de esta zona.

Un paso alcanzado que ha sido posible gracias al amplio consenso de todas las fuerzas políticas de la ciudad, pero sobre todo gracias al empuje de nuestra ciudadanía a través de la Asociación Vecinal de Rivas (PLACIRIVAS) que en los últimos años no ha dejado de trabajar en distintas iniciativas para que este proyecto estratégico estuviese en la agenda política. Los y las ripenses sabemos que la lucha colectiva es el mejor camino para defender los derechos de todas y de todos. Porque como decía mi querido Marcos Ana: “Vale la pena luchar” y más por lo que Rivas y su ciudadanía merecen. ¡Seguimos!

Aída Castillejo, portavoz del Grupo Municipal IU Rivas-Equo-Más Madrid

También te puede interesar