Hace un mes, en esta misma tribuna, comentaba, una vez más, que era vital para el Sureste de Madrid desbloquear el proyecto de la M50. Hoy por fin podemos decir que los Presupuestos Generales del Estado recogen una partida que permite iniciar las obras en 2021. Han sido muchos años de lucha por lograr algo que era de justicia: un enlace a la M50 que ayudase no solo a Rivas sino a toda la comarca del sureste de la región.

Este es un logro colectivo que en nuestra ciudad siempre ha contado con un amplio consenso político y ciudadano.  Porque, como hemos dicho tantas veces, esta infraestructura no era el capricho de nadie. No ha sido fácil, pero sabíamos que solo desde el diálogo, la unidad y la cooperación entre las instituciones podríamos avanzar en la búsqueda de una solución que diese respuesta a esta demanda histórica. Por ello, quiero agradecer de nuevo a todos los partidos de la Corporación municipal su implicación anteponiendo el beneficio de la ciudad a sus legítimos intereses partidistas. También agradecer el apoyo de los diputados y las diputadas en la Asamblea de Madrid de PSOE, Unidas Podemos-Izquierda Unida y Más Madrid por sacar adelante la Proposición No de Ley (PNL), con los votos en contra del PP, que pedía al Gobierno regional su apoyo institucional y financiero. Mi agradecimiento a los diputados y las diputadas de Más País, PSOE y el grupo confederal de Unidas Podemos en el Congreso por su compromiso en este proyecto para que finalmente se incrementara a seis millones la partida inicial contemplada en el proyecto de ley de los Presupuestos Generales del Estado que permitiese la construcción del acceso directo de Rivas con la M50, como proponíamos desde el Ayuntamiento.

Siempre hemos defendido que la conexión de Rivas con la M50 era la solución más eficaz y eficiente, no solo para aliviar el tráfico de las principales arterias de la ciudad, sino también para evitar el colapso de la A3 ya que eliminaría el 20% de los desplazamientos que a diario se vierten en esta carretera nacional. Es una oportunidad para impulsar un proyecto estratégico para mejorar la movilidad de la Comunidad de Madrid y facilitar la actividad económica en el eje del Sureste madrileño, una zona profundamente abandonada en cuanto a inversión pública. Además, supone desarrollar toda una red de transporte público con el eje O’Donnell y el fin a una discriminación injustificable.

Y por supuesto esto no hubiera sido posible sin la lucha e implicación de todas las vecinas y vecinos de Rivas, así como de la asociación vecinal PLACIRIVAS, que en los últimos años ha empujado para que esta necesaria infraestructura fuese una realidad en nuestra ciudad. ¡Gracias! La M50 es un logro colectivo que Rivas y su ciudadanía lo merecen.

Pedro del Cura, alcalde de Rivas Vaciamadrid

También te puede interesar