Varias protectoras de animales, entre ellas ACUNR, exigen a la administración que se haga responsable de los animales que los realojos del sector 6 de la Cañada han dejado desamparados.

“Se confirma la falta de humanidad y respeto hacia el mundo animal por parte de la Administración”, cuentan desde ACUNR, porque al desarrollar el plan para realojar a 150 familias “se les ha prohibido llevar sus animales a sus nuevas viviendas, por tanto serán allí abandonados, sumados a los que ya viven allí, vagando o encadenados, muriendo día a día”.

Pero es que no es una cuestión sólo de humanidad y respeto por la vida. Esos animales y su bienestar son responsabilidad de las administraciones públicas.

Las protectoras están asumiendo una tarea que es en realidad ajena. Y hay que empezar a dejar bien claro que esto es así, que los gestores públicos están incurriendo en una dejación de su responsabilidad, que el bienestar de esos animales es cosa suya.

Las Asociaciones y Protectoras Proyecto Cañada, Adopciones PPPeludos Toledo, Animalejos, Apa La Luz Animal, Acunr, Baby-Face, Chuchos con Clase, Chuchos sin Casa, El Arca de Zeus, ERA Equipo Rescate Animal, Juan Gancedo + Erika, Life4Pitbulls, Luchando por los PPPs, Profesionales VS LeyPPP, TAO Centro Canino,Terrican Adopta y Trapitos LaPi han creado petición desde Change a Pedro Navarrete, comisionado municipal de la Cañada Real, para “divulgar la situación” y para reclamar una solución.

Los realojos de 150 familias en el sector seis de la Cañada es la razón del abandono de docenas de animales

Varias protectoras de animales, entre ellas ACUNR (y 15 más), exigen a la administración que se haga responsable de los animales que los realojos del sector 6 de la Cañada han dejado desamparados

El Pacto Regional por la Cañada Real Galiana fue firmado el 17 de mayo de 2017 por cuatro Administraciones Públicas: la Administración General del Estado, los Ayuntamientos de Madrid, Coslada y Rivas Vaciamadrid, y los grupos políticos con representación en la Asamblea de Madrid. Se trata de un pacto que contiene las medidas necesarias para favorecer su transformación urbanística y la integración social de sus vecinos.

El pasado 11 de mayo de 2018, la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de Madrid, subscribieron el convenio de colaboración para el realojo de un máximo de 150 familias que viven en el sector 6 de la Cañada Real en pisos adquiridos para tal efecto, financiado con 18 millones de euros a aportar por la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de Madrid.

Dentro de este Pacto Regional, que se lleva urdiendo desde el 2015, NO hay ni un solo punto que refleje la situación de los animales dentro de la Cañada Real, ni actual, ni futura.

Ante la inexistencia de estas medidas, necesarias y urgentes, la situación ya de por sí muy difícil, cruel en algunas ocasiones, se agrava de forma intensa ante el inminente y masivo abandono de animales, hecho que ya se está produciendo a día de hoy.

Con los primeros desalojos que se están llevando a cabo desde diciembre del 2018, cientos de animales (perros, gatos, gallinas, cabras, ovejas, cerdos, caballos, etc) están siendo abandonados, dejados en unas condiciones de salud deplorables y totalmente desprotegidos y todo esto ante la pasividad de los responsables de este plan de realojo. Como ya hemos dicho, estas cifras sufrirán un aumento significativo a medida que estas familias dejen su vivienda actual para partir hacia las nuevas fuera de La Cañada.

Un grupo de Asociaciones y Protectoras de animales, por supuesto sin ánimo de lucro, estamos recogiendo y ayudando a título particular a estos primeros animales que quedan abandonados a su suerte, pero NO tememos la capacidad ni los recursos suficientes para asumir este cometido ya que no contamos con ningún tipo de ayudas ni subvenciones que nos permitan proteger y salvarles a todos.

Pedimos al señor Pedro Navarrete, Comisionado Municipal de la Cañada Real, y al resto de Administraciones Públicas implicadas en la firma de este Pacto Regional por la Cañada Real:
-La implicación y los medios necesarios para garantizar un realojo DIGNO de todos los animales afectados, atendiendo a su etología y características especiales y garantizando un futuro seguro para todos ellos.
Permitir la tenencia de animales domésticos en los pisos de reinserción, siempre cumpliendo con las condiciones de bienestar animal reflejadas en la Ley 4/2016 de protección animal.
-Realojar a los animales susceptibles de ello en Santuarios evitando en todo momento el sacrificio o su entrada en perreras.
-Proporcionar ayudas económicas y recursos suficientes a las Asociaciones, Santuarios y Protectoras que de una manera particular y sin apenas recursos, están recogiendo a algunos de estos animales abandonados y castigados, proporcionándoles refugio, higiene, alimento
y atenciones veterinarias, y todo lo que precise su bienestar y protección.

Escrito remitido a Pedro Navarrete, comisionado municipal de la Cañada Real.

También te puede interesar