Los pensionistas deben invertir cada mes una buena cantidad de sus ingresos en costear su vivienda. Según un estudio de www.pisos.com, con una pensión media de 956 euros mensuales1, una cuota hipotecaria media de 551 euros2 y una renta media de alquiler en 811 euros3, los pensionistas comprometen cada mes hasta el 71% de sus ingresos. El año pasado, este porcentaje era del 67%, lo que implica un incremento interanual del 5,8%. Por otro lado, las diferencias regionales son notables: hay 48 puntos de diferentes entre el porcentaje de cuota hipotecaria más elevado y el más reducido. Respecto al alquiler, la brecha llega hasta los 74 puntos entre la mensualidad que implica más esfuerzo y la que menos. En ambos casos, el máximo lo marca Baleares y el mínimo Asturias.

Solo en siete autonomías los pensionistas reciben una cantidad por encima de la media nacional: País Vasco (1.189 €), Madrid (1.128 €), Asturias (1.128 €), Navarra (1.100 €), Aragón (1.007 €), Cantabria (1.007 €) y Cataluña (993 €). No obstante, todas sufren dificultades a la hora de afrontar la hipoteca o el alquiler. En concreto, los propietarios de Madrid (772 €), Baleares (765 €) y Cataluña (667 €) deben afrontar las hipotecas más elevadas. En lo que respecta al alquiler, las rentas más altas se registran en Madrid (1.395 €), País Vasco (1.126 €) y Baleares (1.109 €).

“Si bien es cierto que la mayoría de los pensionistas tienen una casa en propiedad y están liberados del pago de la hipoteca, no podemos olvidarnos de aquellos que deben seguir cumpliendo con sus cuotas o que viven de alquiler”, asegura Ferran Font, director de Estudios de pisos.com. El experto indica que “se dan casos en los que familias enteras dependen de la pensión de sus mayores debido a la falta de empleo, por lo que al gasto en vivienda debe sumarse el mantenimiento de los hijos, e incluso, de los nietos”. El portavoz del portal inmobiliario señala que “no son pocos los propietarios de inmuebles de la tercera edad que han decidido poner en alquiler alguna habitación de su casa con el fin de completar su pensión”.

Las comunidades autónomas en las que los pensionistas tienen comprometida una parte mayor de sus ingresos al pago de la hipoteca son Baleares (86%), Madrid (68%) y Cataluña (67%). En cuanto al alquiler, los inquilinos mayores de Baleares (125%), Madrid (124%) y Comunidad Valenciana (105%) son los que más dinero deben invertir. En contrapartida, los asturianos (38%), los extremeños (42%) y los castellanoleoneses (44%) son los que menos deben destinar a la hipoteca. Las regiones en las que el alquiler compromete una parte más reducida de la pensión son Asturias (52%), Extremadura (55%) y Castilla-La Mancha (56%).

También te puede interesar