Este año han sido 36 los niños y niñas saharauis que han llegado a nuestra ciudad. Treinta y seis familias que, en un acto de gratuidad y solidaridad acogen en sus casas a un saharaui, en muchos casos que nunca ha estado en España, que no habla castellano y que su cultura y costumbres son bastante diferentes a las nuestras. Pero todo eso no importa, están brindando a ese niño o niña, salir de los campamentos donde carecen de todo y la temperatura asciende a casi cincuenta grados.

Rivas Sahel es la ong que tramita el traslado y la acogida, junto con el Frente Polisario. Lo lleva haciendo desde 1996 y lo seguirá haciendo en el futuro, al menos hasta que el pueblo saharaui recupere su estado y sus derechos.

Un año más, y gracias al apoyo del Ayuntamiento y las familias de Rivas, se ha podido poner en marcha el programa «VACACIONES EN PAZ. RIVAS 2019». Estos 36 menores saharauis han podido salir de los campos de refugiados, para pasar dos meses con sus familias de Rivas. Además, poder someterse a  los reconocimientos médicos, vacunas, etc., de las que allí carecen y evitar los 50 grados de temperatura que hace en el desierto argelino en los meses de verano. Disfrutarán de un verano en libertad, en el seno de familias ripenses con quienes compartirán vivencias y experiencias que les enriquecerán.

El delegado del Frente Polisario en Madrid, que tomó la palabra en la fiesta de bienvenida de ayer día 4, además de agradecer a la familias y al ayuntamiento de Rivas “su permanente e incondicional acogida”, resaltó que “el paso de estos niños y niñas por esta ciudad “les educa en la no violencia, proporciona otras referencia de vida y les ayuda a conservar el castellano en los campos de refugiados”. “Ojala no dentro de mucho, seamos nosotros quienes podamos invitar a los niños y niñas de Rivas, a disfrutar de las playas del Sahara ya liberado”, añadió.

El alcalde Pedro del Cura, lo primero que hizo fue felicitar a Ana María Pérez López, la nueva presidenta de Rivas Sahel, que antes había saludado y agradecido a todos los presentes. Del Cura dijo “el pueblo saharaui es nuestro pueblo hermano del sur. Estos chicos y chicas nos dan una lección de dignidad y de lucha. Ellos también quieren una sociedad con derechos. Los derechos humanos son para todos los pueblos o no son derechos humanos”.

También te puede interesar