Preocupados por los posibles efectos que pueda tener sobre la salud de la población la acumulación de residuos en esta zona y su consecuente degradación, los convocantes exigen el cierre inmediato de la instalación y denuncian la falta de alternativas a la ampliación de cota de la Fase IV del vertedero, así  como  la elevación de la cota de basura de la fase III, que podría representar la perpetuación de esta infraestructura en el municipio sureño.

El depósito controlado de Pinto es un enorme vertedero al aire libre que recibe al año unas 700.000 toneladas de basuras —buena parte de ellas, residuos urbanos sin tratar— procedentes de 71 municipios de la Comunidad de Madrid que suman 1,9 millones de habitantes. Los responsables de la mancomunidad insisten en que, aunque puedan ser “un vecino incómodo”, están sometidos a controles ambientales permanentes que nunca han señalado contaminación en los alrededores de la planta. Sin embargo, el informe hecho por el Seprona a raíz de un presunto vertido detectado el pasado mes de febrero, apunta al escape de lixiviados. El texto, firmado el 2 de mayo, señala, de hecho, la existencia en “varias zonas” de “correntías de lixiviados” procedentes de las instalaciones.

Podemos apoya a Ecologistas en Acción de Pinto y a los municipios del Sur en su rechazo a la ampliación del vertedero. La Mancomunidad del Sur, con la complicidad del Gobierno regional, pretende continuar acumulando toneladas de residuos sólidos urbanos en este enclave ampliando su capacidad hasta una altura equivalente a un bloque de 6 pisos

La candidata de Unidas Podemos a la Comunidad de Madrid, Isa Serra, ha tildado de «parche» la ampliación del vertedero de Pinto y ha pedido este viernes «una estrategia planificada de residuos cero en la Comunidad de Madrid que sea sostenible» con el medio ambiente y la salud.

«El vertedero de Pinto está afectando enormemente en negativo a los vecinos de Pinto y de los municipios del sur», ha señalado en declaraciones a los periodistas ante la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, donde ha acudido con representantes de ocho municipios a presentar alegaciones contra la ampliación de este vertedero.

Se tratan de once alegaciones para frenar la ampliación, hechas a partir de un estudio de Ecologistas en Acción que incluyen la solicitud de más información así como de «un análisis adecuado» sobre las emisiones que genera el vertedero y sus efectos sobre la salud.

Asimismo, Serra ha hecho hincapié en «la necesidad de que se aporte información desde el Gobierno de la Comunidad de Madrid», dado que, a su juicio, «no se está aportando» y existe una necesidad de la puesta en marcha de una «estrategia de residuos cero que haga pequeñas plantas» compatibles con la sostenibilidad del medio ambiente y la salud.

Más de 70 municipios, en los que residen cerca de dos millones de habitantes, vierten sus basuras cada día en este espacio. Representantes de Podemos de varios municipios del sur de la Comunidad de Madrid, presentarán alegaciones contra la ampliación del vertedero de Pinto ante la Consejería de Medio Ambiente, Administración Local y Ordenación del Territorio.

También te puede interesar