La Comunidad de Madrid ha anunciado la compra de 14 millones de mascarillas FFP2, para repartir entre todos los madrileños a partir del próximo 9 de mayo. El objetivo es “proteger a los madrileños y que tengan la certeza de que pueden salir a la calle con seguridad”, ha dicho la presidenta Dìaz Ayuso.

Serà mañana dìa 22 cuando el Consejo de Gobierno aprobará una primera de dos partidas para adquirir el material y que esté disponible para los ciudadanos el 9 de mayo. “Las mascarillas son de primera calidad y de larga duración. Queremos que los ciudadanos estén protegidos cuando vaya a salir a la calle y recuperar sus actividades con normalidad y seguridad”, ha indicado.

La Comunidad ha adquirido, en total, 37 millones de unidades de material de protección. De ellas, 10,5 millones son mascarillas quirúrgicas, 2,2 millones de mascarillas FFP2 y FFP3, 12,1 millones de guantes y 776.662 buzos. 

El plan de choque en residencias es un dispositivo que se mantendrá el tiempo que dure la alarma sanitaria.  Esta actuación transversal ha permitido reconocer y analizar la situación de 463 centros residenciales, detectando y atajando los focos de propagación del COVID-19.

El Plan de Choque, se apoya sobre la de Políticas Sociales, Familia, Igualdad y Natalidad; y Justicia, Interior y Víctimas, a través de los profesionales que integran la ASEM112, Bomberos de la Comunidad de Madrid, la Unidad Militar de Emergencias (UME), médicos y personal de enfermería de la Consejería de Sanidad, técnicos de la Consejería de Políticas Sociales, Bomberos de la ciudad de Madrid y el SAMUR, Policías Locales, las agrupaciones de Protección Civil, Cruz Roja e incluso ONG como Médicos Sin Fronteras. 

Durante la crisis, los servicios de emergencias del 112 han gestionado más de 52.500 llamadas relacionadas con el coronavirus, el 73% de las cuales tenían que ver con alertas sanitarias y el restante 26% con consultas relacionadas con el virus.

Desde la sede del 112 se está coordinando también el trabajo de las Policías Locales y de las 98 agrupaciones de Protección Civil, integradas por más de 2.500 voluntarios de Protección Civil, y a los que hay que rendir homenaje. También el esfuerzo y las dificultades que han tenido que sortear los Bomberos de la Comunidad de Madrid, especialmente los del Parque de Las Rozas, que han dado apoyo a los servicios funerarios que operan en la región retirando hasta el momento 157 cuerpos de las residencias.

También te puede interesar