Las elecciones se encuentran cada día más cerca y, en los partidos políticos, en algunos sobre todo, se va notando el “ambiente prebélico” que supone cada nueva cita electoral. Hay mucho en juego. Para algunos su futuro estrictamente profesional, ya que muchos de los posibles candidatos han hecho de la política su vida y no tienen nada que hacer fuera de ella. Estar o no en una lista, bien colocado para poder entrar en alguna institución es de vital importancia en estos casos. Para otros supone una lucha de poder dentro de su organización y su prestigio personal va en ello. Por eso, dentro de los partidos se mueve ficha y se posiciona uno a un lado o a otro. Para algunos partidos, esta cita supone iniciarse en la vida pública (VOX), para otros una escisión manifiesta (Podemos) y para otros, sencillamente la supervivencia como partido (IU). La permanencia en el poder hasta el final vete tú a saber a qué precio (PSOE). La defensa de mis y sólo mis intereses (Nacionalismos).

Todos tienen, tenemos, nuestras motivaciones como grupo y como personas individuales. Pero lo que me parece realmente importante, es la existencia de propuestas interesantes para la gobernanza de las instituciones, bien sean locales, autonómicas, nacionales o europeas. Las propuestas que nos lleven a vivir mejor, a contar más como ciudad, como autonomía, como país, o las propuestas que nos lleven a vivir peor y a ser menos.

Las del Partido Popular son claras. Son claras, porque a todos son manifiestas y conocidas. No en vano, el PP es el partido más importante en todo el estado español y ha tenido y tiene unas amplias responsabilidades de gobierno en todo el territorio nacional. Tiene personas preparadas y con experiencia para asumir responsabilidades y retos, y una línea de actuación dentro del liberalismo conservador que, por otra parte, se ha consolidado como la mejor forma de gobierno posible.

Pagar menos impuestos, gobernar para todos, colaborar con la sociedad sin que papá estado o mamá administración se conviertan en omnipresentes, gestionar muy bien los servicios públicos, sin gastar lo que no se tiene ni pretender recaudar lo que no se puede, igualdad de oportunidades y libertad como telón de fondo de la vida familiar, social, educativa, cultural.

Ricardo Gómez Alonso

Portavoz Grupo Municipal del Partido popular

Rivas Vaciamadrid