El Día de la Biblioteca Pública, el pasado 24 de octubre, fue una fecha muy importante para la vida cultural y social de Rivas. Las puertas de la Biblioteca Gloria Fuertes se abrieron para que los vecinos y las vecinas conocieran este recurso público que les pertenece. Como sabéis, aún la Comunidad de Madrid nos debe el equipamiento para que esté a pleno rendimiento, pero los y las ripenses no debemos sufrir más los retrasos injustificados de la administración autonómica.

De esta manera, la Biblioteca Gloria Fuertes se suma a la red de bibliotecas públicas de Rivas, uno de los servicios municipales más valorados por la ciudadanía, teniendo presencia en los tres barrios de la ciudad. Para el barrio centro, esta infraestructura es muy esperada porque no sólo es un espacio público de consulta y préstamo de libros, sino un espacio que invita al acceso a la Cultura, a la participación, al diálogo y al encuentro vecinal porque la plaza de la entrada será un punto de referencia en esta zona para seguir creando barrio, para seguir construyendo ciudad. Las administraciones públicas tenemos un papel clave para impulsar la cultura y el conocimiento como herramienta para el avance social. Además, próximamente se instalará una nueva estación de BicinRivas y un punto de recarga para automóviles eléctricos (en fase de prueba), fomentando así la movilidad sostenible en el municipio.

Rivas es una ciudad que se mueve, inquieta y que se construye con su gente. Por ello, hemos querido, de algún modo, hacer sentir a las vecinas y los vecinos que esta nueva biblioteca sea suya: desde la elección del nombre a través de un proceso de votación popular hasta el mural de la fachada. Para Rivas es un orgullo que este espacio sociocultural, tan necesario en el barrio centro, lleve el nombre de Gloria Fuertes –coincidiendo con su centenario-, gran referente de la literatura infantil y de la poesía del siglo pasado y aún de nuestros días, porque supone un paso más en la feminización de la cultura y de la ciudad. Además, el colectivo SuresTEA ha colaborado para adaptar este edificio municipal a las personas autistas, con sistemas pictográficos, porque en Rivas encajamos todas y todos.

Gloria Fuertes escribió, con mucho acierto, que “lo mejor del olvido es el recuerdo”. Por ello, conviene no olvidar la forma que tiene la Comunidad de Madrid de gestionar lo público, sometiéndonos a enormes dificultades para lograr que cumpla con sus obligaciones. Conviene no olvidar que ha pasado más de una década desde que se aprobó el proyecto para esta biblioteca y que tendría que haberse ejecutado en el Plan PRISMA de 2011, gestionado íntegramente por la administración regional.

Mientras este Ayuntamiento ha construido el colegio público La Luna y lo ha entregado con sus aulas equipadas, a día de hoy, algo tan sencillo de gestionar como el mobiliario y los equipos informáticos no están suministrados por parte de la Comunidad de Madrid. Por eso, desde el pasado 24 de octubre hemos puesto en marcha un contador en la Biblioteca Gloria Fuertes para recordarle a la Presidenta regional, Cristina Cifuentes, que los y las ripenses seguiremos peleando para garantizar los equipamientos y derechos que Rivas y su gente merece.

Pedro del Cura, Alcalde de Rivas Vaciamadrid