Las Fiestas de Rivas terminaron con ‘la traca final de los fuegos’, pero eso no significó que se acabara la fiesta, los grupos en los escenarios del recinto de las casetas continuaron sonando sobre todo para los más jóvenes, los chiringuitos de los clubes, asociaciones y partidos, siguieron llenos a topo, eso sí con casi todas la viandas agotadas, ya solo quedaban cerveza, mojitos y los chupitos de moda…

¡Vaya Fiestas más largas!, o eso nos parecieron a algunos, a los que nos tocaba ‘currar’ en los chiringuitos: jueves 10 montaje, viernes, sábado, domingo y lunes, sirviendo minis y bocatas de plancha…, y el martes 15 a desmontar. ¡Una paliza! Esto para los voluntarios y voluntarias que se ‘chupan’ un montón de horas detrás de la plancha o de la barra atendiendo las demandas de los visitantes, ¡que bienvenidos sean!, es con lo recaudado con lo que se financian numerosos colectivos sociales en sus actividades. Y a la postre ‘sarna con gusto no pica’ decían algunas de las y los voluntarios.

Además de los políticos, concejales, directivos de asociaciones y otros que se les veía servir cerveza y bocatas o en la plancha, por las Fiestas se han paseado numerosos personajes de la vida pública madrileña, entre otros Ángel Gabilondo (PSOE), Iñigo Errejón, Ramón Espinar y Tania Sánchez (Podemos), etc.

Unas Fiestas tan largas han dado lugar a muchas actividades y no solo musicales: la Feria Medieval en el casco antiguo era todo un lujo de ver, el ‘punto violeta’ una iniciativa novedosa y acertada, un montón de actividades para los niños, los ya tradicionales fuegos artificiales y la enorme paellada de la Asociación de Vecinos del Casco.

Unas Fiestas largas, bien aprovechadas y sin ningún incidente relevante. Eso sí un poco frescas, sobre todo a última hora de la noche…

También te puede interesar