Las dos ciudades más grandes de España, Madrid (3,2 millones) y Barcelona (1,6 millones) reúnen a su alrededor a más de 2 millones de personas repartidas en distintos municipios de la región. Como hablar de toda el área metropolitana de ambas capitales daría para un libro.

Madrid: los grandes municipios se consolidan, los pequeños se expanden

Históricamente, el boom de población que vivió Madrid se registró entre los años 60 y 70. En 1960 superó por primera vez los dos millones de habitantes (2,17 millones), mientras que en 1970 alcanzó los tres millones (exactamente 3,12 millones) y hasta un 43,3% de aumento, según los datos de Censo que publica el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Sin embargo, volvió a caer durante la década de los 80 hasta volver por debajo de los tres millones en 1991. Los años 80 y 90 estuvieron marcados por el Plan de Urbanismo aprobado durante el mandato del PSOE de Enrique Tierno Galván en 1985. El conocido en el sector de como el Plan Mangada fue criticado por los expertos por pensar que Madrid ya no debía de crecer más y ‘expulsó’ a cientos de jóvenes al resto de municipios limítrofes ante el incremento de los precios de la casas en la capital. Madrid perdió un 7,8% de su población entre 1981 y 1991, más de 200.000 habitantes.

Madrid (2001-2018)

La capital no recuperó los tres millones de habitantes hasta 2002, tras acumular tres años consecutivos de subidas y recuperarse de sus 2,87 millones de habitantes en 1999. Con el Plan Urbanístico de 1997 volvieron las grúas en lo que fue el inicio del boom del sector inmobiliario hasta 2007. El incremento de población entre 2001 y 2011 fue del 8,8%, para quedarse ese año en 3,26 millones de habitantes. Mientras, el precio de la vivienda comenzó a subir con el crecimiento económico. Si en 2001 el precio medio era de 1.848 euros/m2, en 2006 superó los 3.800 euros/m2, según los datos de idealista de la época, bajo la antigua metodología de medición, diferente a la actual que usa el principal marketplace inmobiliario español.

Con la nueva metodología, más ajustada, se analiza el estallido de la burbuja inmobiliaria. La vivienda no paró de caer desde 2007 a 2015, ocho años en los que los precios bajaron un 23,8%. La población también se resintió a partir de 2010, y durante cinco años la capital perdió de nuevo 120.000 habitantes (-4%). El mapa actual deja un entorno de recuperación. A comienzo de 2018, últimos datos oficiales del INE, Madrid cuenta con 3,22 millones de habitantes, su mejor dato desde 2013, mientras los precios se han recuperado desde mínimos y alcanza de media los 3.708 euros/m2, según idealista.

Rivas (2004-2018)

Al sureste de Madrid se encuentra la localidad de Rivas-Vaciamadrid, uno de los municipios que muchos expertos del sector inmobiliario ponen de ejemplo para hablar de un desarrollo sostenible de la construcción de viviendas. Rivas destaca por su capacidad de crecimiento. Lo más ‘brutal’ fue entre los años 80 y 90, cuando pasó de apenas 650 habitantes a casi 15.000 en diez años. Su aumento sigue siendo imparable y ahora casi multiplica por cinco esa población de los años 90, con cerca de 85.900 ciudadanos. Unos datos espectaculares de incremento.

Los precios de la vivienda, mientras tanto, llegaron a los 2.886 euros/m2 en 2007, según la antigua metodología de análisis de idealista. Un dato que no se puede comparar con los actuales, de los que se cuentan datos desde 2009. Desde ese año a 2016, el precio bajó un 24,3%, nadie se ha salvado de la devaluación de las casas. Pero en Rivas están viviendo una recuperación más tranquila que otros términos municipales y hasta ahora han crecido un 11,4% desde mínimos, hasta los 1.889 euros/m2.

A fecha de octubre 19, Rivas tiene cerca de 94.000 habitantes.

(Fuente Idealista.com)

También te puede interesar