• La moneda local Jarama de Rivas Vaciamadrid organizó en septiembre el VII Encuentro Estatal de Monedas Sociales en Rivas y promueve la “Carta por un Compromiso Social, Político e Institucional con las Monedas Sociales” (Carta de Rivas) en defensa de los valores de las monedas sociales.

Las recientes declaraciones de Begoña Villacís (C´s) en referencia a la futura creación de una moneda local en Madrid, descalificando este proyecto y a las monedas sociales en general, solo pueden ser fruto del desconocimiento y de la más absoluta ignorancia sobre lo que son este tipo de herramientas.

Las monedas sociales no son “una idea comunista para subvertir el orden económico”, como aseguró la representante de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Madrid para descalificarlas con una crítica de “brocha gorda” propia de quien tiene pocos conocimientos sobre lo que está hablando. Es más, incluso obviando las consideraciones ideológicas, esta afirmación suya no resiste el más mínimo de los análisis.

Se estima que actualmente hay en marcha más de 5.000 proyectos en todo el mundo relacionados con el ámbito de las monedas sociales, dándose casos de todo tipo y condición, ya que no hay dos proyectos iguales. Pero más allá de esta enorme diversidad, las principales líneas en las que se está trabajando en España y en el resto de Europa en este ámbito de la economía social no tienen nada que ver con lo expresado por la edil de Ciudadanos.

En España ya funcionan varios ejemplos de monedas locales similares a la teóricamente planteada por el Ayuntamiento de Madrid. Concretamente en San Juan de Aznalfarache (Sevilla), Santa Coloma de Gramanet (Barcelona), Zafra (Badajoz) y hace apenas unos días en la ciudad de Barcelona, circulan monedas locales impulsadas o que cuentan con el apoyo de gobiernos municipales. Además, tanto en Santa Coloma como en Barcelona, sus monedas han sido puestas en marcha gracias a proyectos pilotos financiados por la Unión Europea, a quien no sabemos si la concejal de Ciudadanos también considera sospechosa de tendencias comunistas o subversivas. Y pronto vendrán Sevilla, Valencia, Córdoba… con unos resultados espectaculares en la eficiencia de las políticas sociales y en la promoción del comercio de proximidad.

Pero no solo en España, en el resto de Europa, donde las monedas sociales están mucho más desarrolladas y tienen gran prestigio social, tampoco parece que piensen como la señora Villacís. Una de las monedas sociales más importantes de Alemania (y de toda Europa), el Chiemgauer (Baviera) se ha desarrollado en un land alemán gobernado con mayoría absoluta durante más de seis décadas consecutivas por un partido conservador aliado de la señora Merkel.

Curiosamente en nuestro caso, en Rivas, el único bloque político que está poniendo trabas e impedimentos al desarrollo de la moneda local es el propio gobierno local (formado por una coalición entre Izquierda Unida y Podemos), al que seguramente la portavoz de Ciudadanos calificaría como “comunista”. Por contra, representantes locales del partido de la señora Villacís, así como los del PP, asistieron atentamente a nuestras presentaciones del proyecto de la moneda quedando “gratamente sorprendidos” del potencial innovador de esta propuesta social. Vamos, el mundo al revés de cómo parece pintarlo Begoña Villacís.

Respecto a la acusación de “subvertir el orden económico” que hace Villacís, le recomendamos la lectura de la Carta de Rivas, www.monedajarama.com /cartaderivas, una carta-manifiesto firmada en Rivas el pasado mes de septiembre por la mayoría de las monedas sociales españolas, donde se recogen los valores esenciales que defienden estas iniciativas. Valores como la creación de empleo local de calidad, la sostenibilidad, la solidaridad, el comercio justo, la inclusión, etc, que no sabemos si a la edil también le parecen subversivos.

Si las monedas sociales hacen una crítica al sistema monetario y financiero actual, que lo hacen, es justamente para luchar contra los planteamientos puramente mercantilistas imperantes en el modelo económico del capitalismo más salvaje, que tanto sufrimiento están causando en amplias capas de la población.

En este sentido también nos permitimos recomendarle la consulta de la Ley de Economía Social y Solidaria francesa, recientemente aprobada, que reconoce y da amparo legal a los actores que participan en el movimiento de las monedas sociales en Francia, un avance normativo a años luz de la situación española.

Por tanto, pedimos a la portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Madrid que rectifique sus infundadas descalificaciones y se informe adecuadamente, para lo cual nos tiene a su entera disposición de forma desinteresada. De lo contrario no tendremos más remedio que pensar que en su formación política, aunque no solo en la suya por desgracia, sigue habiendo todavía demasiados ardientes defensores de aquél trasnochado orgullo español que resumía el conocido dicho de “que inventen ellos”.

Rivas Vaciamadrid, 16 octubre de 2018

También te puede interesar