Transparencia, Colaboración, y Participación: son los tres pilares en los que se basa la propuesta que llevamos al pleno municipal para que nuestro Ayuntamiento sea de cristal y los vecinos puedan participar de un Gobierno Abierto.

“La transparencia, el acceso a la información pública y las normas de buen gobierno deben ser los ejes fundamentales de toda acción política. Sólo cuando la acción de los responsables públicos se somete a escrutinio, cuando los ciudadanos pueden conocer cómo se toman las decisiones que les afectan, como se manejan los fondos públicos o bajo qué criterios actúan nuestras instituciones, podremos hablar del inicio de un proceso en el que los poderes públicos comienzan a responder a una sociedad que es crítica, exigente y que demanda participación de los poderes públicos”.

Así comienza el preámbulo de la Ley de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Buen Gobierno aprobada en el año 2013. Son los responsables públicos quienes deben velar por la transparencia de la actividad pública, el derecho de acceso a la información y cumplir las obligaciones de buen gobierno.

Hay algo que preocupa y mucho a Ciudadanos: que nuestros vecinos sepan cuál es el trabajo que llevan a cabo sus representantes y puedan valorarlo, y hacerlo de manera constante y sostenida en el tiempo. Los ciudadanos tienen derecho a estar informados de todo lo que acontece en su ciudad, de qué decisiones se toman y en qué se gastan sus impuestos.

Nuestro gobierno municipal tiene ese aspecto completamente desatendido, en la mayoría de los casos los datos que aparecen son de los años 2014, 2015 o 2016 a lo sumo, es decir están completamente desactualizados.

Información relevante, por ejemplo como son las resoluciones judiciales que afectan al ayuntamiento, de las que solo se muestran doce correspondientes únicamente al año 2015 ¿y el resto de los años? Otro aspecto especialmente importante son los presupuestos, es decir, dónde se gasta el dinero el gobierno municipal, y que actualmente solo puede verse hasta el año 2016, ¿y el 2017 y 2018? Cuentas anuales, ingresos derivados del urbanismo, lista de operaciones con proveedores adjudicatarios y contratistas más importantes del ayuntamiento, son otros de los muchos puntos en los que se ofrece información del año 2015.

Los ripenses se merecen una mejor y más eficaz rendición de cuentas por parte de su gobierno local, sea del color que sea, y sobre todo, este Ayuntamiento debe de cumplir la ley y actualizar la información pública a la que todos los vecinos tienen derecho.

Es por ello que nuestro grupo municipal ha propuesto al pleno de la corporación un acuerdo para actualizar la información contenida en todos y cada uno de los ochenta indicadores de transparencia, hasta el año actual.

Grupo Ciudadanos C’s