Después de ver las noticias que han dado en los telediarios sobre el tema de la Cañada Real quiero hacer las siguientes puntualizaciones:

Como sabéis este es el segundo curso que acudo los martes y jueves por la tarde para hacer apoyo escolar a los niños de La Cañada. Ya el curso pasado hubo algún corte de luz puntual. Duraba un día y ya. Pero este curso desde el día 2 de octubre se hizo un corte de luz que permanece durante noventa y nueve días. Sí 99 días…

En todos estos días se ha acudido a las autoridades y a la empresa Naturgi en reiteradas ocasiones solicitando la reanudación del servicio eléctrico sin ningún resultado. La contestación de la comunidad de Madrid fue estigmatizar a la población de allí, diciendo que si se tienen Porsches aparcados en la puerta que paguen la luz. Esto porque la versión «oficial» es que salta la luz por la sobrecarga que originan las plantaciones de marihuana. Después de 99 días digo yo que esas plantaciones sin luz se han muerto.

Se ha pedido en dos plenos del ayuntamiento llevar generadores a las viviendas y las dos veces se ha denegado. Se ha escrito a la ONU y después de acudir allí relatores han instado al país a reanudar el servicio eléctrico. Sin ningún caso. Ayer se ha remitido un escrito al Nuncio para que lo haga llegar al Papa a ver si por ahí tenemos más suerte.

Ayer por la tarde el Samur nos solicitó los locales que tenemos Cáritas y otras entidades para realizar allí un realojo temporal debido a las condiciones climatológicas que está sufriendo la región. Aquí tengo que deciros que nosotros también estamos sin luz ni agua desde el 2 de octubre y veo en el telediario que han metido una especie de camastros en una sala grande que tenemos. Total que pretenden que abandonen sus casas indignas para llevarles a una nave industrial sin intimidad que es lo único que tienen en sus chabolas.

No creo que nadie quiera ir allí, porque además existe un miedo terrible a que cuando vuelvan a sus casas éstas ya no existan porque han llegado las excavadoras y las han derribado (no sería la primera vez que ocurre).

También han dicho en el telediario que solo hay 4 contratos legales de la luz. Lo que no dicen es que Cáritas tiene uno de esos contratos y nos cortaron también la luz el 2 de octubre. Tampoco dicen que estas familias quieren tener su contrato de luz y pagar su consumo, pero no se lo pueden hacer porque el terreno donde están levantadas las chabolas no les pertenecen. Pertenece a la Corona de España, por lo que no se les puede dar la cédula de habitabilidad y así poder optar a un contrato de luz.

Tampoco se dice que este asentamiento comenzó en los años 40 del siglo pasado, cuando después de la guerra hubo mucha inmigración española de los pueblos hacia la capital y se empezaron a construir sus chabolas.

Por último, quiero deciros que en el sector donde no hay luz, viven 1800 niños. Que ya ha habido varios casos de bebés ingresados por hipotermia, que ha habido también casos de ingresos por intoxicación por CO2 al hacer fogatas y respirar los humos, al igual que por las estufas de butano. A lo que se añade no poder asearse en tiempo de pandemia ni comer caliente.

Paloma del Olmo, voluntaria de Cáritas. 8 de enero de 2021