“Se alzarán nación contra nación y rey contra rey…” (La razón de la criatura es la de un supuesto fingido.) Guárdate de vender tu alma, te ofrezcan lo que te ofrezcan… Pueden simular ser los primeros y los últimos, pero en el círculo no existe principio ni fin. Aunque no valga mucho ¿eso crees? no la vendas porque serás un muñeco sin voluntad propia. El rescate está de camino, enviado desde un lugar remoto y frío, desde un enclave ubicado donde se encuentra el corazón del arácnido venenoso (el gusano que se acomoda en el corazón de la manzana no tiene prisa, sabe que habrá metamorfosis). Que se cuide bien el hechicero, ya no podrá convertir a nadie más en esclavo ¡Bokor, ten cuidado!…, silencio, pshhh, ¡escucha!, el escorpión está en camino, Har Tziyyon se vislumbra en el horizonte, ya no podrás hacernos más daño.

El lobo continúa su camino, merodea…, el fantasma de la noche se camufla en la oscuridad. Ante los ojos humanos son casi iguales en tamaño y color, huelen parecido, pero…, …, … Aunque para ellos es la justificación (δικαιόω).

No te importe perder la cabeza porque sin libertad no vale para nada; no te importe perder el corazón porque sin ella no alimentará nada… no te importe perder…, no te importe perder porque eres nada… ¡y la nada es indestructible!

Hay mucha confusión… (apokryphos),

Hades Gaudó

Nota a pie de página:  Como quiera que este espacio es reducido, tengo que restringir los ruegos habituales para que desde Europa se tomen medidas efectivas para ayudar a los refugiados sirios y a los demás refugiados, a los africanos, ya sean subsaharianos o magrebíes, en fin, a todos lo que sufren. En Europa, en España, cerramos fronteras; continuamos levantando barreras, unas de espino y otras de papel, algunas —mucho peor— de acero invisible, barricadas custodiadas por cíclopes y dragones… Malditas leyes e ideologías. (Cientos, miles de muros y vallas siguen elevándose hacia los cielos en todo el mundo…. Cientos de miles, millones de personas, continúan sin poder ejercer uno de los derechos elementales del ser humano. Lejos de resolverse, últimamente la situación se agrava cada día más.)

¿Quién ha dicho que tenemos derecho a levantar vallas y a cerrar fronteras? ¿a quienes queremos engañar?

No quiero terminar sin volver a recordar un asunto puntual importantísimo para ayudar en España como es el de solucionar de una vez por todas la insoportable la situación española en el asunto de los  desahucios: cientos, miles de familias quedan en la calle porque la legislación española no soluciona la gran estafa que la Banca ha propiciado en las últimas décadas; auténtico pillaje que está dinamitando la cohesión social.

Y todo esto hay que hacerlo dejando aparte cualquier tipo de consideración ética y/o moral dejando de lado las ideologías, las creencias religiosas y las consideraciones económicas…, esto hay que hacerlo  simplemente PORQUE ES LO CORRECTO.