• Introducción

 Normalmente, el club realiza una travesía larga (aproximadamente de una semana) cada año. Siempre lo hemos estado realizando el camino de Santiago, pero este año y por uno de los socios del club (Manolo Calonche) cambiamos de itinerario y nos decidimos a realizar la ruta del río Guadiana. Esta ruta está muy bien señalizada y agradecemos desde aquí a los que se encargaron de realizar toda la señalización y añadir que no estaría mal un retoque a los postes de señalización, ya que algunos están perdidos y otros están rotos.

La diferencia que hay entre el Camino de Santiago y la Transguadiana es entre otras cosas es el agua. Durante la travesía del Camino encuentras fuentes en casi todos los sitios, los pueblos están más cercanos, pero en la Transguadiana, los pueblos están más bien lejanos y no hay fuentes de agua potable entre pueblos, por lo tanto, es un recorrido que no se podría hacer andando y con las dos ruedas teníamos que ser previsores. Menos mal que este año 2018, el tiempo que nos hizo fue agradable, sin  excesivo calor (que es una de las cosas peores para el ciclista) y solo nos llovió dos días, que describiremos a continuación.

Otra de las cosas que siempre tenemos en cuenta es la logística que tenemos que realizar para realizar una ruta tan larga. Antes de embarcarnos en esta gran aventura, tenemos que tener reservados tanto los alojamientos como los coches de alquiler para el transporte del personal y bicicletas en los viajes de ida y vuelta.

  • Descripción de la ruta

 1.- Ciudad Real a Puebla de Don Rodrigo de 89.6 km y un desnivel positivo de aproximadamente 607 metros

Iniciamos la ruta en Ciudad Real, ya que aunque no nace ni pasa por allí el río, pero por temas logísticos, tuvimos que elegir una ciudad grande y cercana para el transporte (utilizamos dos coches de alquiler) de ciclistas y bicicletas.

A los cinco kilómetros de salir empezamos con algún problema técnico por el tema del barro. Este barro era del tipo arcilloso y que se adhería a las ruedas de una manera que no se podía rodar. Una de las patillas de una de las bicicletas se partió. Por lo tanto tuvimos una demora de dos horas, hasta que al final lo pudimos arreglar. Aún así, los caminos estaban con mucho barro y una vegetación bastante espesa. Antes de comer en Luciana, tuvimos una pequeña aventura con el río, ya que tuvimos que atravesarlo a través de unos pilares de hormigón armado que sobresalen del río medio metro y que las distancia que los separaba era aproximadamente de otro medio metro. Después de comer, y después de esa pequeña aventura, atravesamos el río Guadiana tres veces más, pero esta vez, no había pilares, así que tuvimos que descalzarnos, reírnos, hacer fotos y recorrer el río con las bicicletas sin montar. Cuando nos faltaban 15 kilómetros para terminar, una de las bicicletas tuvo un reventón en la cubierta, pudiendo solucionarlo con unos trozos de  cámara de camión, que nos sirvió para terminar la ruta. Aún así terminamos a las diez y media de la noche, desde las cinco que nos levantamos.

2.- De  La Puebla de Don Rodrigo a Helechosa de los Montes de 53.6 km y desnivel positivo de aproximadamente de 1195 metros

Después de la dura jornada de ayer, volvimos a coger las bicicletas, colocando una nueva cubierta a la bicicleta, gracias a un paisano de Puebla. Esta jornada fue bastante agradable, con un tiempo ideal, sin lluvias y solo bosque. Nos encontramos a mitad del camino el pueblo de Villarta de los Montes, donde realizamos la comida. Villarta es un pueblo muy pequeño de casi 600 habitantes, pero con mucha historia y perdido entre los montes de Toledo, haciéndolo encantador y mágico. La etapa termina en Helechosa de los Montes en este pueblo está al lado de un pantano y es una un pueblo bastante pequeño que se encuentra al lado del embalse del Cíjara. Esta etapa fue con el mayor desnivel positivo.

3.- De Helechosa de los Montes a Herrera del Duque de 49 km  y de desnivel positivo aproximado de 765 mts

Lo más característico de esta etapa es que rodamos a lo largo de dos embalses, uno de ellos fue el Cíjara y el otro el de García Sola

4.- De Herrera del duque a Orellana la Vieja de 87,4 km y de desnivel positivo aproximado de 974 mts.

Lo más curioso de esta etapa fue la playa de Peloche, a orillas del embalse de García Sola, cerca del pueblo de Peloche, donde existen dos zonas de baño diferenciadas, una de arena y la otra de cemento. El lugar está acondicionado como zona de recreo para pasar un día en familia, practicar deportes acuáticos, pescar o navegar, contando también con embarcadero, parque infantil, paseos, chiringuitos y merendero. En esta etapa también pasamos por el embalse de Orellana. Además, atravesamos la Sierra de Pela, que contiene un encinar muy atractivo para rodar y disfrutarlo

 5.- De Orellana la Vieja a Mérida  de 109 km y de desnivel positivo aproximado de 564 mts

  Esta etapa fue la más larga de las que hicimos, pero no tuvimos apenas desnivel. Eso sí, llegamos a nuestro destino a eso de las ocho de la tarde, por lo que no pudimos realizar turismo en Mérida. Paramos a comer en Medellín (pueblo oriundo de Hernán Cortés), un pueblo con mucha historia, sobre todo romana. Aquí nos encontramos el teatro romano, un castillo medieval y un puente de piedra del siglo XVII que cruza el río Guadiana. 

6.- De Mérida a Badajoz de 72 km y de desnivel positivo aproximado de 192 mts

           En este día, el pronóstico del tiempo fue de lluvia constante, y sí que nos llovió, pero al menos no fue en toda la ruta y pudimos disfrutar de la ruta. Llegamos a Badajoz relativamente temprano, porque fue una ruta que además que era llana, no tuvimos ningún percance ni avería. Lo único curioso de esta ruta, es que vimos una especie de redes que cruzaban de una orilla a otra del río y separada por unos cincuenta a cien metros. Estas redes son para recoger una planta de río invasora, que flota y crece en la superficie del río y da la sensación de un paisaje tropical. El problema es que se reproduce muy rápidamente, dando lugar a la oscuridad en el fondo, pudiendo matar toda la fauna y flora del río.

7.- De Badajoz a Villanueva del Fresno de 84 km y de desnivel positivo aproximado de 870 mts.

 En esta etapa comimos en Olivenza. Después de comer, nos dirigimos a San Benito de la Contienda, donde tomamos un café. Nos quedaban nada más que treinta kilómetros y pensábamos que la ruta de hoy estaba ya casi terminada. Así que nos dirigimos a Villanueva del Fresno. En mitad del camino, una tormenta nos cayó de lleno, teniendo algún que otro problema con el trasportín de Paco Metro, que rozaba con la rueda trasera. Al final llegamos a Villanueva alrededor de las ocho de la tarde, mojados y con ganas de descansar, para continuar con la ruta del día siguiente.

 8.- De Villanueva del Fresno a Moura de 57 km y de desnivel positivo aproximado de 490 mts.

Desde aquí se empieza el lado de Portugal. A partir de aquí se termina la ruta de camino señalizado. Portugal es un país excelente, con bastante cultura y a nivel gastronómico semejante a España, pero en cuanto a caminos y carreteras, en nuestra opinión no está al mismo nivel que España. Desde aquí, casi todo fue en carretera hasta su finalización en Villa  Real do Santo Antonio. El primer pueblo que nos encontramos fue en Mourão. En ella nos encontramos con una fortificación romana que dio paso a la árabe hasta que finalmente el Rey Don Dinis, en torno a 1295, ordenó engrandecerla aún más. Actualmente el castillo de las nueve torres se encuentra prácticamente en ruinas (terremotos, guerras, reconstrucciones, etc.), pero no ha dejado atrás el encanto de este edificio que tiene muy cerca el Lago Alqueva (o Grande Lago) que divide a Portugal de España, concretamente de tierras extremeñas. El castillo no deja de ser uno de los mejores ejemplos de la arquitectura militar que los árabes trajeron a la Península Ibérica.

El embalse de Alqueva fue inaugurado en 2002 y es el mayor embalse de Europa Occidental, situado sobre el río Guadiana. Durante casi cincuenta años estuvo paralizada la construcción de este embalse, que ha supuesto una auténtica revolución agrícola para todo el sur del país, ya que su objetivo, además de la producción de energía eléctrica, es la transformación en regadío de las tierras colindantes. Esta etapa fue la más corta y además todo fue sobre carretera. Llegamos a una hora muy normal y coincidió que fue la final de la Champions entre el Real Madrid y el Liverpool.

9.- De Moura a Mertola de 84 km y de desnivel positivo aproximado de 1046 mts.

 Salimos de Moura con destino a Mértola por carretera hasta la antigua Scheberim (Serpa) que fue, como sucedió en muchos municipios con castillo a este lado del Guadiana, un toma y daca entre dos países vecinos y rivales hasta que se establecieron y aceptaron los límites actuales. Sitiada por el ejército enviado por el Duque de Osuna, Serpa (nombre de origen romano) conserva su núcleo histórico de forma prodigiosa, aunque hay numerosas partes del castillo que han sucumbido con el tiempo. Muy llamativo es uno de sus torreones que se ha venido abajo y que ha quedado milagrosamente encajado sobre la cabeza de quienes pasan por debajo. Sin duda es una de las fotos más típicas de Serpa. Al igual que una parte de la muralla que se aprovechó para ser utilizada como acueducto. Es visible hoy día la noria de madera que subía el agua con la ayuda de la tracción animal. Comimos en un precioso valle, donde nos encontramos con una pareja holandesa de unos sesenta años que estaban haciendo la ruta desde Faro (Portugal) hasta su casa en Holanda. Seguimos ruta y pasamos por el pueblo de Corte Sines, donde un aldeano nos estuvo enseñando las diferentes diseños que realizaba con la madera de una sola pieza, desde banquetas hasta bancos.

Por la tarde llegamos a Mertola, un pueblo muy característico, peculiar y en medio del Parque Natural do Vale do Guadiana. Su origen se remonta a los fenicios que crearon un importante puerto comercial, aprovechado posteriormente por los cartagineses y los romanos. Tras la invasión musulmana de la Península Ibérica fue denominada Mārtulah (o Mirtolah), que se convertiría finalmente en Mértola. El puerto fluvial, protegido por un castillo en una posición dominante sobre el río Guadiana, jugó un importante papel en el comercio de mercancías agrícolas y minerales entre el Alentejo y otras partes de Al-Andalus y el Norte de África.

10.- De Mertola a Vila Real do Santo Domingo-Ayamonte de 83 km y de desnivel positivo aproximado de 1190 mts 

Final de la ruta. El río Guadiana termina por el lado español en Ayamonte y por el lado de Portugal en Vila do Real Santo Domingo. Como curiosidad, desde que hace frontera el río Guadiana hasta Vila Real do Santo Antonio, no existe ningún puente para cruzarlo. Fuimos por carretera hasta Alcoutim donde paramos a comer. En este pueblo tiene un castillo nuevo, sobre las ruinas del viejo donde vigila al río. Al otro lado río observamos el pueblo de San Lucas del Guadiana. Como curiosidad y la forma más original y divertida de llegar a España sea viajar hasta la localidad de Sanlúcar de Guadiana (Huelva) y subirse a la primera y única tirolina transfronteriza del mundo, que promete un vertiginoso viaje atravesando el río Guadiana y desafiando al tiempo, debido al uso horario diferente entre ambos países.

Después de comer, tuvimos unos tramos de camino para realizarlo con la bicicleta BTT, pero que la gran mayoría estaba salvajes, la vegetación ocultaba casi completamente los caminos y que nos fue imposible atravesarlos a ritmo de pedal. Llegamos aproximadamente a las ocho de la noche a la desembocadura del río y la lástima de que nuestra aventura se terminase

 

  • Libro de ruta

 

Localidades KILÓMETROS DESNIVEL
  km POSITIVO NEGATIVO
Ciudad Real 0 0 0
Puebla de Don Rodrigo 89.6 1195 84
Helechosa de los Montes 53.6 765 192
Herrera del duque 48.9 974 33
Orellana la vieja 87.4 564 15
Mérida 109.2 192 27
Badajoz 72.2 870 1
Villanueva del Fresno 84.4 143 98
Moura 57.1 490 268
Mertola 84.2 1046 157
Vila Real do Santo Antonio 83.2 1190 164
TOTAL 769.8 7429 1039

 

  • Track

El track y toda la información lo puede encontrar en la página web del club MTB  Rivas. Aunque el río tiene un desnivel negativo hacia el mar, nosotros acumulamos un desnivel positivo de 7429, por las sierras que nos encontramos por la ruta y los Montes de Toledo. Otra de las características de esta ruta fue que no nos encontramos a nadie realizando esta ruta, ni andando, ni en bicicleta, ni en caballo. Todo lo contrario nos ocurrió cuando se hizo el Camino de Santiago en años anteriores, donde había bastantes peregrinos realizando esas preciosas etapas.

  • Conclusión

Ruta en bicicleta para realizarla en varios días y para disfrutar de los paisajes que rodamos. El año que viene, tenemos en mente desde el club hacer otra ruta larga, la cual todavía está por decidir. En la página del club iremos actualizando esta ruta (http://rivasmtb.com/rmtb/)

 Agradecimientos

Desde el Club MTB Rivas, queremos dar nuestro agradecimiento y especial cariño al ciclista con más edad y que se atrevió con nosotros a realizar esta gran aventura. Melchor Villullas queremos que sigas con nosotros dando pedales, ya que nos da nuestras mejores mañanas de domingos, contando tus aventuras de abuelo.

También te puede interesar