– El Grupo Municipal Popular, presentó en el Pleno del
pasado Septiembre, una moción en la que instaba al Gobierno de la Nación a “Garantizar
el derecho a la educación, el derecho de los padres a escoger que tipo de
educación quieren para sus hijos y las condiciones para que la libertad y la igualdad
del individuo sean reales y efectivas”. La moción  no es contra la Educación
Pública, sino a favor de dar opciones a los
ciudadanos, manteniendo la Educación
Concertada.

El nuevo Portavoz, Ricardo Gómez Alonso, defendió esta moción. Argumentó que
las sucesivas Leyes de Educación, no han hecho otra cosa más que mantener el
sistema de convivencia entre los distintos tipos de enseñanza en nuestro país, Privada,
Concertad y Publica. Esta convivencia ha permitido una adecuada programación
de los puestos escolares, una pluralidad en la oferta educativa y un sistema facilitador
de la libertad de los padres a la hora de elegir centro y orientación del modelo
educativo para sus hijos.

Otro de los puntos controvertidos, fue la moción presentada por el Grupo Socialista,
por la mejora en la gestión de los recursos humanos en la Empresa Municipal de
Servicios – RIVAMADRID. Por parte del Grupo Municipal Popular, tomó la palabra,
Antonio De La Peña, que ante la noticia de problemas de mala praxis por parte de la
antigua Directora de Recursos Humanos de Rivamadrid, expuso que: “Es absolutamente
necesario, hacer una auditoría, para ver en qué hemos fallado e implementar
aquellas cuestiones que sean necesarias”.

Finalmente, a pesar del interés de esta moción y en aras de la transparencia, fue
votada a favor por todos los grupos, exceptuando al Gobierno de “Somos Rivas” y
sus socios, motivo por el cual, al tener éstos mayoría absoluta, fue desestimada y
los ripenses, finalmente, nos quedaremos sin saber las condiciones reales en las
que se encuentra Rivamadrid, empresa municipal sostenida con el dinero de todos.
Las mociones de los grupos de gobierno, en “Defensa de los derechos de las trabajadoras
del hogar” e ·”Instar a la modificación de la Ley de Arrendamientos Urbanos”
fueron defendidas por Gemma Mendoza.

En la moción sobre la integración de las empleadas del hogar, Mendoza explicó que
la enmienda 6777 presentada por el Partido Popular en el Congreso de los Diputados,
no tiene otro fin que preservar sus futuras pensiones ya que en el momento actual,
supondría que: “Hasta un 62% de las empleadas, verían disminuido el importe
de sus pensiones” defendiendo que el Partido Popular no está en contra de la incorporación
de dichas empleadas al Régimen General de la Seguridad Social, como
deja entrever esta moción, que se llevará a cabo en 2019, sino que pide su aplazamiento
hasta el año 2024, para analizar, cuando y como será más beneficioso para
las trabajadoras, variar el sistema actual de tramos por el del régimen general.

En cuanto a la moción sobre la “Modificación de la Ley de Arrendamientos” el Grupo
Municipal Popular, opina que las medidas tomadas en cuanto a la disminución de
tres a cinco años de la renovación automática de los contratos de alquiler, ha supuesto
una garantía, que ha dinamizado los mercados de alquiler en ciudades como
Madrid o Barcelona, dar mayor confianza a los arrendadores, lleva indefectiblemente
al afloramiento de nuevas viviendas, con la consiguiente bajada de los precios de
alquiler al equipararse la oferta y la demanda.

Tras las preguntas y los ruegos, finalizó el Pleno de Septiembre, con la marcha de
José Antonio Riber, al que desde aquí, le mandamos nuestros mejores deseos.

También te puede interesar