Algunos ciudadanos de Rivas, pacientes que visitan las clínicas privadas de Rivas por diversas circunstancias (mutuas sanitarias, seguros privados, igualas médicas,…), nos expresan su malestar, porque han acudido a sus clínicas de referencia y las han encontrado cerradas.

Por nuestra parte hemos intentado contactar con alguna de las clínicas, concretamente con Lagos de Rivas y la de Medicina Avanzada, que creemos son de las más importantes de nuestra ciudad. En las dos, el teléfono lo atienden con un mensaje “por motivos de seguridad estamos cerrados y volveremos a nuestra actividad cuando los proveedores nos doten de los equipos de protección adecuados”, y para mas detalles nos remiten a un correo electrónico de atención al paciente.

Desconcertante la respuesta, ¿no son los propios servicios médicos privados los que tienen que dotarse del material de protección adecuado?, ¿no deberían de mantener una previsión de los mismo ante posibles imprevistos como este?, ¿no deberían garantizar la atención a sus asegurados por encima de todo?,… Y una pregunta más, de acuerdo con el decreto de Alarma ¿no deberían estar todos los servicios médicos a disposición para apoyar en el control de la pandemia que nos acosa?

Evidentemente, la mejor opción para la medicina privada, con respecto a sus pacientes, es ‘que se vayan a la pública y así nos evitamos problemas’, práctica conocida y habitual cuando las intervenciones les parecen complicadas, gravosas o de riesgo como en este momento.

Este es el resultado del desmantelamiento de la sanidad pública, que durante los últimos años han venido propiciando los sucesivos gobiernos (en este caso el de la Comunidad de Madrid), para posibilitar el lucrativo negocio de la sanidad privada, que se llama a ‘andanas’ cuando el negocio no es rentable o de riesgo.

También te puede interesar