Nuestra ciudad crece y con ella, nuestra población en edad escolar. Mientras muchos municipios perdían población en nuestro país, muchas familias elegían, y eligen, Rivas como su lugar para vivir. No es casual. Según el último informe Indicadores Urbanos del Instituto Nacional de Estadística, somos la ciudad con mayor tasa de actividad y ocupamos los primeros puestos en esperanza de vida y natalidad. Todo ello, a la vez que día a día nos esforzamos para seguir haciendo de Rivas un referente de las políticas públicas. Pero que una ciudad crezca significa también garantizar unos servicios públicos de calidad y unas infraestructuras acordes a las necesidades de nuestra ciudadanía. Sin embargo, la Comunidad de Madrid ha decidido nuevamente dar la espalda a Rivas en materia educativa.

A dos meses del proceso de escolarización, uno de los momentos más importantes para las familias, el Gobierno de la región no ha dado respuesta a las demandas de la comunidad educativa ripense: el cumplimiento de la construcción de dos centros educativos públicos en las parcelas municipales que ya cedimos en el barrio centro y la finalización del CEIPSO La Luna, cuya primera fase fue asumida por el Ayuntamiento de Rivas. Así se lo recordé al Director General de Infraestructuras de la Consejería de Educación en noviembre del año pasado, y recientemente el Alcalde Pedro del Cura mediante una misiva a Enrique Ossorio, máximo responsable de esta Consejería, después de intentar, sin éxito y en numerosas ocasiones, mantener una reunión con él para buscar una solución conjunta a una situación de parálisis en todo el proceso de escolarización que podría darse para el próximo curso. ¿Cómo va a actuar la Comunidad de Madrid ante un inminente colapso educativo? Que el Gobierno de la señora Díaz Ayuso no asuma sus obligaciones y cumpla con sus compromisos -anunciados en campaña electoral-, sitúa a nuestra ciudad ante una realidad de emergencia educativa. Y no sólo eso, sino que la paralización de las nuevas dotaciones y la masificación en nuestras aulas van a impedir la libertad de elección de las familias, esa que tanto proclaman, pero que poco predican.

Desde Rivas, junto a nuestra comunidad educativa, vamos a seguir defendiendo la educación pública. Por ello, en el último Pleno municipal hemos aprobado una Declaración Institucional a propuesta del Consejo Municipal de Educación para exigir al Gobierno de la Comunidad de Madrid que cumpla de manera urgente con sus compromisos en materia de infraestructuras educativas. Una iniciativa que también pone de manifiesto el rechazo a la apertura de nuevas líneas en los centros educativos de nuestra ciudad, así como renovar la disponibilidad del Ayuntamiento, a través de un convenio con la administración autonómica, a llevar a cabo las obras necesarias para la finalización del CEIPSO. Nada nos va a frenar. Porque “nos merecemos La Luna entera y dos coles nuevos que ya hay parcelas”.

También te puede interesar