El alcalde ripense, Pedro del Cura, reclama la
derogación de la regla de gasto para poder destinar el
superávit a las necesidades del municipio.

El Gobierno municipal de Rivas Vaciamadrid ha dado cuenta este jueves en el
Pleno realizado por videoconferencia del Decreto 562/2020 relativo a la
aprobación de la Liquidación del Presupuesto del Ayuntamiento referido al
ejercicio 2019.

El resultado presupuestario suma un total de 10.020.245,52 euros, lo que supone
una ejecución del 98,82% del presupuesto inicial de ingresos y un 91,56% del
presupuesto inicial de gastos. De los datos se extrae también que el
Ayuntamiento ha cumplido de manera holgada con el objetivo de estabilidad
presupuestaria, ya que la Capacidad de Financiación del Ayuntamiento según el
sistema europeo de cuentas (superávit) es de 12.329.026,95 euros. En lo que
respecta al estado consolidado, con las empresas públicas municipales, se
destaca también el cumplimiento del objetivo de la estabilidad presupuestaria,
ya que la Capacidad de Financiación (superávit) consolidada es de 12.613.267,78
euros.

Asimismo, el Ayuntamiento ha cumplido también con el objetivo de deuda
pública, representando la deuda viva a final del ejercicio 2019 (23.226.683,58
euros) un 26,55% de los ingresos corrientes que se liquidan en el mismo
(87.497.957,46 euros). Este dato mejora la liquidación de 2018, en el que la deuda
viva del ejercicio era de 34.838.408,42 euros, un 39,75% de los ingresos
corrientes que se liquidaron en el ejercicio. Del mismo modo, la deuda viva
consolidada del Ayuntamiento, la Empresa Municipal de Vivienda y la Empresa
Municipal de Servicios asciende a 59.551.540,07 euros, muy inferior a los
102.265.004,00 euros de la liquidación de 2018.

Por otro lado, el Remanente de Tesorería para gastos generales refleja un
importe positivo de 14.161.192,19 euros, superando los 10.331.564,72 euros con
los que se liquidó el ejercicio anterior.

En opinión del alcalde de Rivas, Pedro del Cura, dicha liquidación “refleja la
buena salud financiera del Ayuntamiento”, permitiendo “afrontar esta crisis
sanitaria y generar las ayudas necesarias para la ciudadanía”. “Tenemos la
suerte de ser un municipio con las cuentas saneadas y mayor capacidad
económica”, ha señalado para reclamar, una vez más, que se derogue la regla
de gasto de manera que el superávit “pueda destinarse a las necesidades de la
ciudad”.

También te puede interesar