Con motivo de la huelga mundial contra el cambio climático que se celebra hoy, Jaume Terradas, consejero de la Fundación Gadea por la Ciencia, catedrático de Ecología e investigador del cambio climático, ha realizado una valoración sobre el impacto social de este acontecimiento:

  • En este momento existe un fuerte aumento de presión para tomar medidas contra el cambio climático. La huelga que se celebra hoy ayudará un poco, pero no soy optimista con respecto a que se vayan a llevar a cabo cambios en la industria y en los comportamientos sociales. Este es solo el preludio de una lucha que va a ser más larga y que, sin duda, habrá respuestas que intentarán minusvalorar los riesgos del cambio. Todavía queda mucho camino por recorrer y grandes obstáculos. 
  • La mayor parte de las medidas que defienden son razonables y necesarias, pero siempre hay que ver cómo aplicarlas. Por ejemplo, es cierto que hay que reducir el transporte privado basado en combustibles fósiles, pero una parte de las personas los utilizan porque no tienen otra alternativa. Necesitamos adaptar esas alternativas, no prohibirlas. 
  • Las medidas de Madrid y Barcelona van a ser insuficientes y de eficacia dudosa. Se necesita información mucho más concreta sobre el uso de coches y motos para buscar alternativas funcionales, así como un aumento de la infraestructura de transporte público, aparcamientos periféricos y estaciones de recarga para vehículos eléctricos y, por último, ofrecer facilidades al cambio de los viejos por mixtos o eléctricos.