Parecerá extraño, pero en Rivas también se festejan los San Fermines, con chupinazo y todo…

Ya se ha hecho tradicional (desde hace unos pocos de años) que en la casa de Javier y Pilar, se junten todos los guanaminos, los xxi solidario y algunos más, para celebrar la fiesta del ‘porque sí’. Guanaminos y XXI Solidario son dos asociaciones de Rivas. Y la fiesta tiene ese nombre, porque los anfitriones, la primera vez que invitaron a todos los amigos y amigas a su casa para celebrar una fiesta, alguien preguntó ¿y por qué?, ellos respondieron ‘porque sí’, que fue su nombre en adelante…

Poco a poco la fiesta fue incorporando otros ingredientes, como las luces de la decoración, la fiesta del agua en la que todos acabamos empapados y sobre todo los atuendos de los San Fermines: todos vestidos de blanco, con el pañuelo rojo y el fajín del mismo color. Hasta el santo ‘San Fermín’ con sus velitas y todo, forma parte de la fiesta, eso sí desde un rincón, porque lo más contradictorio en esta ocasión, es que muchos de los asistentes son ateos y todas y todos laicos.

Cada uno de los participantes aporta algo de comida o bebida, normalmente elaborada en casa. Los asistentes degustan de los manjares expuestos sobre las mesas y beben cerveza que trae Enrique ‘Dam’. Una vez saciados y previos escarceos con tímidos petardos, Javier se encarga de lanzar el ‘chupinazo’, que es la señal para salir a la parte exterior del jardín de los anfitriones, cantar los San Fermines y llega el momento de ‘la gran traca de fuegos artificiales’. Una vez repuestos de los estruendos, los asistentes vuelven ‘a chiqueros’, quiero decir al jardín de la casa de los anfitriones, para seguir cantando y bailando ‘hasta que el cuerpo aguante’.

Como siempre, Concha se encarga de la música, con algunos ratos incluso de ‘peticiones del oyente…’.

Con todo, la fiesta transcurre desde las 21h., hasta las 2h de la madrugada, aproximadamente. ¡Menos mal que los vecinos ya están acostumbrados y lo asumen! Alguno, participante también de la fiesta.

Gracias a Pilar y a Javier, por su disposición, por el trabajo previo y el de después y por tan magnífica fiesta.

También te puede interesar