Con el objetivo de prevenir la dependencia, fomentar el envejecimiento activo y la autonomía personal y afrontar el reto de la soledad llega el programa Cohabita Rivas. Se trata de una iniciativa de vivienda colaborativa dirigida a personas mayores (‘senior cohousing’), que se dará a conocer este jueves 7 de febrero. La cita es en una jornada abierta al público, en el edificio de la Empresa Municipal de la Vivienda (EMV), promotora del proyecto, en la avenida de José Hierro, 36 a las 17.30.

Allí se explicará Cohabita Rivas con la presencia del alcalde de Rivas y presidente de la EMV, Pedro Del Cura, su consejero delegado, Curro Corrales, y representantes de las entidades implicadas en esta iniciativa: la asociación Jubilares, la asociación Ingenieros Senior de Caminos y la asociación Microurbanía.

Próximamente, este programa organizará unos talleres formativos cuyos plazos de inscripción anunciará la web de la Empresa Municipal de la Vivienda: emvrivas.com. Esta formación busca fomentar y acompañar iniciativas de vivienda colaborativa para personas mayores del municipio, y tendrán prioridad para participar en ella ripenses con, al menos, un año de empadronamiento en la ciudad.

MODELO DE COLABORACIÓN PÚBLICO-COMUNITARIA

Tal como señala el consejero delegado de la EMV, Curro Corrales, “lo que hacemos desde la EMV es facilitar la creación de grupos cooperativos, que promueven ese tipo de iniciativas de vivienda colaborativa, bonificando la participación en los talleres que vayan concretando proyectos”. “Más adelante –apunta el consejero delegado– pondremos a disposición de estos proyectos, a través de un concurso público, suelo dotacional municipal para la cesión de su uso mediante derecho de superficie”.

“Es un modelo habitacional innovador, de colaboración público-comunitaria, -recuerda Curro Corrales- que da respuesta a personas mayores que viven en Rivas y quieren seguir aquí, pero que necesitan viviendas acordes con sus nuevas necesidades como mayores, y en comunidades protagonistas de sus propias decisiones”.

El ‘cohousing’ (covivienda o vivienda colaborativa) es un modelo habitacional que reconoce el derecho a la vivienda como un bien de uso y no comercial, en el que la comunidad participa de manera activa de todo el diseño de las viviendas y el entorno de espacios comunes, y la propiedad global siempre permanece en manos del conjunto de la comunidad –constituida como cooperativa-, sin división horizontal. Es un modelo que combina la seguridad de la propiedad y la libertad del alquiler, pero además es un modelo –por la participación activa de las comunidades y su carácter autogestionado- que entronca con una forma de entender la convivencia. No se trata de la simple promoción colectiva de vivienda, sino de la construcción de comunidades con vocación de establecer vínculos en su seno y con su entorno cercano.

El ‘senior cohousing’ es la vivienda colaborativa de y para personas mayores. El envejecimiento activo, la oportunidad de pensar en los espacios y servicios comunes desde el enfoque de la prevención de la dependencia y el fomento de la autonomía personal y el reto de la soledad en nuestras sociedades confluyen en el espíritu de la vivienda colaborativa y la convierten en una alternativa atractiva para las personas mayores. Existen numerosos referentes en Europa, especialmente en los países nórdicos, pero también han sido varias las experiencias de este tipo emprendidas en nuestro país en los últimos años.

También te puede interesar