La Comunidad de Madrid reclama a la Delegación del Gobierno la puesta en marcha de un dispositivo para evitar la salida de fin de semana de miles de madrileños hacia segundas residencias de pueblos de la región, teniendo en cuenta que el estado de alarma por la evolución del coronavirus (COVID-19) impide este tipo de desplazamientos.

Para ello, el consejero de Vivienda y Administración Local del Gobierno regional, David Pérez pide al delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, que “ponga en marcha un dispositivo de vigilancia, sabiendo además que contará con toda la colaboración de la Comunidad de Madrid, por el bien de esos pequeños municipios que se ven desbordados e incapaces de hacer frente a la llegada de vecinos”.

Este fenómeno se produce en todos los ámbitos de la geografía regional, pero muy especialmente lo acusan los pequeños municipios de la Sierra Norte, sureste y suroeste de la Comunidad de Madrid, con especial incidencia sobre las localidades pertenecientes a la Sierra del Guadarrama y de la carretera de los pantanos.

“Numerosos alcaldes han transmitido a la Comunidad de Madrid su preocupación por esta situación, cuando todos los recursos municipales están concentrados en hacer cumplir las normas y proteger a sus vecinos”, ha explicado David Pérez.

Por ello, en coordinación con la autoridad sanitaria, la Consejería de Justicia, Interior y Victimas –a través de la Agencia de Seguridad y Emergencias Madrid112-, se requiere a que la Delegación de Gobierno refuerce el dispositivo de seguridad y Protección Civil en aquellos municipios que han registrado mayor aumento de población las ultimas semanas. El objetivo es doble: contener la propagación del coronavirus (COVID-19) y disponer de medios suficientes para actuar en caso de aumento del numero de afectados.

INFORMACIÓN A LOS AYUNTAMIENTOS

Por otro lado, desde la Dirección General de Administración Local se ha informado a los ayuntamientos de otros aspectos, como las normas básicas de actuación para policías locales y Protección Civil; las medidas adoptadas para seguir prestando atención telefónica o digital a los ciudadanos; el protocolo de actuación en materia de sanidad mortuoria. También se ha encargado de canalizar la ayuda humanitaria que desde distintos municipios de la región se está ofreciendo para contribuir a paliar los efectos de la pandemia.

Además, la Comunidad de Madrid ultima la puesta en marcha de un dispositivo de voluntarios en la Sierra Norte de la región, una de las zonas más alejada de las áreas metropolitanas y con una población más envejecida, por lo que es necesario prestar atención a aquellas personas que durante estos días se encuentran más aisladas.

Desde la Consejería de Vivienda y Administración Local, junto con los alcaldes de las tres comarcas de la Sierra Norte, se ha preparado un dispositivo de voluntarios para asistir a aquellas personas mayores que se encuentren solas o tengan algún impedimento físico que les impida llevar a cabo sus actividades diarias.

Del mismo modo, a través de la figura del Comisionado para la Despoblación, se coordinan y se resuelven las necesidades planteadas en los pequeños municipios madrileños, como son el abastecimiento de los vecinos mediante furgonetas de reparto, que de manera habitual distribuyen en estas pequeñas localidades, y que como consecuencia de las restricciones decretadas por el estado de alarma tienen problemas de suministro.

También te puede interesar