La Comunidad de Madrid facilitará dispositivos electrónicos con acceso a Internet a alumnos de familias desfavorecidas, para que puedan continuar con mejores garantías las actividades educativas a distancia mientras estén suspendidas las clases presenciales por el COVID-19. Para ello, el Gobierno regional les va a proporcionar, sin coste alguno, 1.000 tablets y 2.000 tarjetas SIM con conexión a Internet.

La Consejería de Educación y Juventud tiene previsto comenzar, en los próximos días, con la entrega y distribución del material informático entre los beneficiarios de esta nueva iniciativa del Ejecutivo madrileño dirigida a alumnos de familias desfavorecidas.

La igualdad de oportunidades en materia de Educación es una de las principales prioridades del Ejecutivo regional. En esta línea, desde que el pasado 11 de marzo se cancelara la actividad educativa, el Gobierno madrileño está trabajando para que todos los alumnos de la región puedan continuar con la actividad lectiva con normalidad.

Esta iniciativa se puede llevar a cabo en la Comunidad de Madrid gracias a la colaboración del Ministerio de Educación y Formación Profesional y la empresa Telefónica. La multinacional ha cedido 1.000 tablets que serán repartidas, en primer lugar, a aquellos estudiantes de segundo curso de Bachillerato que están preparando las pruebas de acceso a la Universidad (EBAU). La Comunidad de Madrid tiene detectados alrededor de 300 alumnos que se encuentran en esta situación.

Los siguientes beneficiarios serán los alumnos de 4º de la ESO provenientes de familias con problemas económicos, que necesitan titular este año para continuar sus estudios, ya sea en Bachillerato o FP. En este caso, según las peticiones recogidas por el Ejecutivo regional, se superarían los 500 alumnos. Una vez se cubran estas peticiones, los dispositivos se irán cediendo a estudiantes de otras etapas.

Las tablets se enviarán directamente a los colegios e institutos, que se ocuparán de entregarlas y solicitar que los alumnos firmen un documento de recepción y uso responsable del material. Finalizado este periodo, los dispositivos retornarán a los centros y se destinarán para la docencia.

AYUDAS PARA CENTROS Y ALUMNOS MÁS NECESITADOS

Para la selección, la Comunidad de Madrid ha considerado como factor objetivo aquellos centros que cuentan con alumnos del programa de Educación Compensatoria, es decir, los que tienen un desfase curricular de más de dos años por razones socioeconómicas y culturales. Los estudiantes han sido seleccionados tras una consulta previa con los directores y son los que tienen mayores necesidades y sufren una mayor brecha digital en sus hogares. Además, se va a llevar a cabo el reparto de dispositivos ya existentes en los propios centros entre estos alumnos.

Por su parte, el Ministerio de Educación y Formación Profesional ha cedido cerca de 2.000 tarjetas SIM -con 40 gigas cada una- para que, conectadas a teléfonos móviles, tablets o portátiles, puedan funcionar a modo de routers y proporcionar acceso a Internet. Éstas se enviarán tanto a los usuarios de las tablets cedidas por Telefónica, como a quienes obtengan los dispositivos de los centros educativos, siempre y cuando no tengan alguna otra manera de conectarse a la Red.

También te puede interesar