La Comunidad de Madrid ultima un decreto para
reforzar los controles y la sostenibilidad del sector del juego en la región,
especialmente en lo que refiere a los salones de juego y las salas de apuestas.
Esta norma será aprobada por el Consejo de Gobierno regional, como ha
adelantado hoy el presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, en una
respuesta parlamentaria en el Pleno de la Asamblea regional. “Vamos a ser
todavía más garantistas en el cumplimiento de la ley, por lo que próximamente
vamos a aprobar un decreto que endurecerá aún más los controles”, ha
destacado.

Este decreto incluirá varias medidas específicas. En primer lugar, la Comunidad
de Madrid va a establecer un control de acceso físico en estos locales, tal y
como sucede ya en casinos y bingos, para que personal de los establecimientos
compruebe y garantice, a su entrada, que no acceda ningún menor de edad ni
personas de colectivos vulnerables.

Además, Garrido ha anunciado que el Gobierno regional está estudiando fijar
una distancia mínima entre los salones de juego y locales de apuestas respecto
a los centros educativos de enseñanza no universitaria.

Por otro lado, la Comunidad de Madrid incluirá en el decreto que el 0,7 % de la
recaudación de la imposición específica sobre el juego se destine a políticas de
prevención y tratamiento de la ludopatía.

El Gobierno regional también intensificará la exigencia para que la rotulación de
estos salones de juego y salas de apuestas no oferte juegos no autorizados en
los locales, y el decreto también establecerá que las autorizaciones de
funcionamiento del juego no serán transferibles, salvo que sea una persona
física por mortis causa. Además, se exigirá que los locales de apuesta solo
puedan ser explotados y gestionados por las empresas autorizadas por la
administración autonómica.

El Consejo de Gobierno regional tiene previsto aprobar definitivamente este
decreto a principios del próximo mes de abril.

CASI 23.000 ACTUACIONES INSPECTORAS EN 2017

La Comunidad de Madrid se encuentra por debajo de la media nacional en
cuanto a número de salones por habitante, y muy por debajo de algunas
regiones que tienen contingentada la cifra de estos establecimientos.

En 2017 se realizaron en la Comunidad de Madrid cerca de 23.000 actuaciones
inspectoras en salones de juego y locales de apuesta, de los que solo 22
desembocaron en expedientes sancionadores relacionados con menores.

El presidente regional, en todo caso, ha subrayado que a su Gobierno “también
le importa, y mucho, el problema de la ludopatía”, y ha explicado que la sanidad
pública madrileña cuenta con programas para las personas que padecen esta
adicción

También te puede interesar