La Comunidad de Madrid acaba de aprobar la adjudicación de las obras del futuro Palacio de Justicia de Valdemoro, una construcción que se prevé que esté en marcha antes de finales de año para que pueda entrar en funcionamiento en 2022.

En la construcción de este nuevo edificio, la Comunidad de Madrid tiene previsto invertir 12,8 millones de euros, reunirá en 10.445 metros cuadrados hasta 14 juzgados, los siete de Primera Instancia e Instrucción actuales y uno estanco de Guardia. Además, tiene espacio suficiente para albergar en el futuro otros seis juzgados más.

Dará servicio a los vecinos y vecinas que viven en este municipio, además de a los de Chinchón, Ciempozuelos, San Martín de la Vega, Titulcia, Torrejón de la Calzada, Torrejón de Velasco y Valdelaguna, en torno a los 140.000 habitantes.

También habrá espacio para que la Fiscalía, el Colegio de Abogados y el de Procuradores desarrollen su trabajo. Además, contará con estancias de mediación, forensía y un Registro Civil. Asimismo, habrá una sala de bodas, una zona para la policía, con celdas para los reos, zona de descanso para funcionarios y servicios auxiliares. Contará con una cámara Gesell, destinada a las víctimas más vulnerables del delito, tal y como recoge el Estatuto de las Víctimas. Esta estancia permite tomar declaración a los menores en un entorno positivo, quedando su declaración como prueba preconstituida y evitando, de esta manera, que la víctima tenga que repetirla durante la vista oral, con lo que tiene de traumático esa situación para el menor.

Seguro que estas nuevas instalaciones darán un buen servicio a los vecinos y vecinas de Valdemoro, un municipio con un Gobierno de Ciudadanos apoyado por el Partido Popular y Vox.

Las instalaciones judiciales de Arganda del Rey albergan servicios, entre juzgados, decanato y oficina de atención. Dan cobertura a veintidós municipios: Arganda, Ambite, Brea de Tajo, Camporreal, Carabaña, Estremera, Fuentidueña, Loeches, Morata de Tajuña, Nuevo Baztan, Olmeda de las Fuentes, Oruzco de Tajuña, Perales de Tajuña, Pozuelo del Rey, Rivas Vaciamadrid, Tielmes, Torres de la Alameda, Valdearacete, Valdilecha, Villamanrique de Tajo, Villar del Olmo y Villarejo de Salvanés. Una población total por encima de los 210.000 habitantes.

Solamente Rivas tiene una población entorno a los 95.000 habitantes, la atención que requiere en aspectos judiciales copa cerca del 70% de la actividad de los juzgados. Arganda del Rey otros casi 55.000 habitantes.

Los juzgados de Arganda están obsoletos y completamente desbordados.

Pero en Rivas hay un Gobierno de IU/Equo/+Madrid, Podemos y el PSOE y en Arganda otro Gobierno del PSOE. Las necesidades de adecuación de las instalaciones judiciales en evidente. Así como que, por el tremendo desequilibrio de población, los juzgados estuvieran en Rivas. Pero por un problema exclusivamente de carácter político, la sede de los juzgados se construyó en Arganda (en tiempos de un alcalde corrupto del PP, juzgado y condenado en la Gurtel) y ahora con el del PSOE, la Comunidad de Madrid probablemente dejará que el deterioro sea progresivo.

Pero no solo ocurre con los servicios judiciales, exactamente lo mismo ocurre con los servicios administrativos de Hacienda, Seguridad Social, Bomberos, etc., todos ellos ubicados en Arganda cuando su uso mayoritario corresponde a las demandas de Rivas.

Y el colmo de los colmos se completa con los servicios médicos y hospitalarios, La expresidenta Aguirre decidió construir el Hospital del Sureste en Arganda, donde había un alcalde del Partido Popular, aun sabiendo que la demanda principalmente procedería de Rivas, que a su vez ofrecía un terreno mucho más grande para la construcción de dicho hospital. Hoy evidentemente, los servicios que atiende el Hospital de Arganda, en su mayoría son demandados por vecinos y vecinas de Rivas. Vecinos que tienen que arreglárselas para llegar hasta allí, porque no hay ningún medio de locomoción para hacerlo.