Tal y como ya estaba anunciado desde la concejalía de Participación Ciudadana del Ayuntamiento de Rivas, el concejal Antonio Flórez, hoy mismo ha firmado el convenio con la Asociación Grupo de Acción Comunitaria (GAC), mediante el cual, esta Asociación se instala en uno de los despachos de la Casa de las Asociaciones de Rivas y  durante siete meses, estará recibiendo y documentando todas aquellos testimonio que los vecinos y vecinas quieran contar, referidos a las atrocidades cometidas durante la Guerra Civil Española y toda la dictadura franquista. En la firma estaban presentes dos personas de la Asociación, una de ellas Irene Redondo, responsable de organización del GAC.

En noviembre de 2017, ya el Pleno del Ayuntamiento de Rivas aprobó una moción, para que el Consistorio se personara como querellante y se investiguen los crímenes franquistas en la capital. Hay que recordar que Rivas, a propuesta de Rivas Puede, fue el primer municipio de Madrid en anunciar que llevaría a los tribunales los crímenes del franquismo recogiendo testimonios de víctimas en la localidad. Después otros municipios, que como Rivas han participado en   CEAQUA (Coordinadora Estatal de Apoyo a la Querella Argentina), han anunciado que se sumarán a la denominada ‘querella argentina’, como el propio Ayuntamiento que dirige Manuela Carmena, contras los responsables de crímenes franquistas en base a los testimonios que se recojan. Barcelona, Zaragoza, Pamplona o Vitoria, son algunas de las otras ciudades que se han sumado.

“La oficina municipal contra los crímenes del franquismo permitirá a las personas que fueron víctimas directas de la represión, o cuyos familiares sufrieron penas de cárcel con juicios sin las garantías procesales mínimas, que aporten testimonios, pruebas y evidencias sobre los crímenes de los que tengan constancia”, declara el concejal Flórez.

‘Acción Comunitaria’ es una asociación con experiencia acumulada suficiente, sobre tratamiento de todo tipo de casos de víctimas de casos políticos, en el nuestro y en otros países.

El objetivo de la querella es, “recopilar casos de víctimas directas, o familiares de estas, que puedan aportar testimonios, documentación, etc., de aquellos casos de represión política ocurridos durante la dictadura del general Franco. Consiguiendo que la querella, con suficiente fundamento, llegue hasta los tribunales, ya sería una victoria en si misma, esto rompería la dinámica de muchos jueces, de no admitir por sistema este tipo de querellas”, añade el concejal de Participación Ciudadana.

Las representantes de la Asociación que se encargará de la recogida de testimonios añaden que, “el propio proceso de recogida de testimonios es terapéutico para las víctimas y/o familiares, hablar de ello tiene un efecto reparador”.

Desde el consistorio de Rivas, se pondrán todos los medios posibles, para difundir la iniciativa y que llegue a las personas que puedan aportarlos.

Sin concretar aún, pero desde la concejalía responsable de la iniciativa, la intención es, la publicación de toda o parte de la documentación recopilada (video, libro, memoria,…), que ayude a difundir las experiencias vividas.

También te puede interesar