La Amazonia está ardiendo y las políticas del presidente Jair Bolsonaro no hacen más que avivar las llamas. Ecosistemas y hábitats enteros, especies en peligro de extinción, comunidades indígenas y la lucha contra la crisis climática actual están en peligro. Es una emergencia global.

Algunas grandes marcas como The North Face, Vans y Timberland ya se han posicionado públicamente exigiendo productos que garanticen la preservación de la Amazonia. Ahora es el momento de que KFC, McDonald’s, Burger King y otros gigantes de la comida rápida también se posicionen.Firma la petición y dile a las cadenas de comida rápida que dejen de ser cómplices de la destrucción de la Amazonia >>

KFC, McDonald’s y Burger King no pueden quedarse de brazos cruzados viendo la selva más grande del mundo arder mientras siguen abasteciéndose de productos brasileños como la carne de vacuno o la soja. Los bosques se están talando y quemando para dar paso a los pastos y cultivos para alimentar el ganado, empeorando la crisis climática.

Estas empresas tienen que rechazar cualquier materia prima vinculada a la destrucción de la Amazonia y otros bosques y mostrar públicamente su rechazo a los ataques de Bolsonaro contra la selva amazónica y los derechos de los pueblos indígenas. Pide a KFC, McDonald’s y Burger King que hagan llegar al Gobierno de Bolsonaro el mensaje de que sus políticas anti-ambientales son inaceptables >>

También te puede interesar