Ahora que Portobello se ha hecho con el control de Supera, la cadena ha logrado el músculo financiero necesario para acelerar con su plan de expansión, que pasa por seguir abriendo centros de conveniencia sin dejar de tantear las licitaciones. De hecho, es una de las dos aspirantes a hacerse con la concesión del nuevo centro deportivo en Rivas (barriio de La Luna). “Es un proyecto en el que tenemos mucha ilusión puesta” mientras “seguimos atentos y preparando otros concursos”, afirman.

La compañía asegura que, pese a que en los últimos años ha centrado su expansión en la marca Supera 24 Fitness, su aspiración sigue siendo “gestionar centros deportivos de titularidad pública”. De este modo, pretende aprovechar que se “está reactivando el interés de algunas administraciones por desarrollar nuevos proyectos de colaboración público-privada”, comenta el portavoz.

Supera ha sido una de las cadenas que han marcado el sector del fitness en España durante el último año.  Después de la venta al fondo Portobello Capital en 2017, la compañía finalizó el año con un total de 43 centros y seis aperturas. Ya están por encima los 200.000 abonados y se consolidan como la cadena con mayor número de clientes en España.

El modelo 24 horas “seguirá creciendo en los próximos meses”.

A falta de que trascienda el beneficio del pasado ejercicio, en 2016 la empresa facturó 2 millones de euros, el doble que en 2015.

La compañía ha cerrado el año con una red de 43 instalaciones operativas, de las cuales 29 son centros municipales y 14 son clubes que abren las 24 horas del día.  Las regiones la cadena dirigida por Guillermo Druet tiene presencia son Andalucía (10); la Comunidad de Madrid y Galicia (8); Castilla y León (7); Castilla La Mancha (4); la Comunidad Valenciana (3); Asturias (2), y Portugal (1). En total, su parque de instalaciones suma 212.421 metros cuadrados donde trabaja una plantilla de 1.157 empleados que dan servicio a 200.000 abonados.

También te puede interesar