Estamos aún en tiempo de vacaciones, pero la ‘batalla’ por conseguir el enlace con la M-50 no cesa en intensidad. En los primeros días de este mes de agosto, el alcalde de Rivas, Pedro del Cura tenía una reunión prevista con el presidente de la CM, A. Garrido, para tratar sobre el enlace con la M-50. Del Cura, en una de las últimas ruedas de prensa antes de verano y contestando a la pregunta de que si se mantenía dicha reunión, contestó “por nuestra parte se mantiene, pero en caso de que nos la aplazaran y hubiera que tenerla durante las vacaciones, sin problema, yo me vuelvo desde donde esté”.

Pues finalmente el presidente Garrido aplazó la reunión, pero no para tenerla durante el mes de agosto sino que la fijó para el día 4 de septiembre. Por tanto continuamos a la espera de las conclusiones de dicha reunión.

Parece ser que el alcalde de Rivas pretende plantear al presidente de la Comunidad, que por nuestra parte todo está dispuesto para proceder a la construcción de dicho enlace, incluso si hubiera que hacer alguna aportación económica para llevarlo a cabo. Por parte de la C.M., tienen que ratificar su conformidad y buena disposición y por último, el nuevo ministro de Fomento José Luis Ábalos (PSOE), autorizar y dotar de presupuesto dicha obra.

Por tanto seguimos a la espera. Quizás después de la reunión del 4 de septiembre, tengamos alguna buena nueva…

La misma conexión que hasta ahora se ha negado a Rivas por parte de los diferentes Gobiernos del Estado, desde que se construyó la M-50, es la que da acceso a otros 17 municipios de la región. Algunos como Pozuelo, Coslada o Majadahonda tienen una población similar a Rivas. Otros como Brunete, Ajalvir, Perales del Río, Boadilla del Monte o Villanueva de la Cañada cuentan con muchos menos habitantes.

La cercanía de la M-50 al barrio La Luna provoca que sus habitantes puedan observarla sin opción a utilizarla cada vez que realizan sus desplazamientos en coche. Por el contrario se ven obligados a salir hacia la autovía de Valencia, completamente colapsada, sobre todo en horas punta, como única alternativa.

La M-50 queda a unos 400 metros de este núcleo de población, el último desarrollo de la ciudad. En esta zona residen unas 20.000 personas y es el barrio que más va a crecer de toda la ciudad.

También te puede interesar