En Agosto, recibí un correo de Juan Manuel comunicándome que alguien, desde Chile leía la revista y me había enviado un comentario y un saludo por compartir con nosotros esta afición al Cielo. Pues bien, aunque algunas veces y en varios artículos he mencionado las instalaciones de Chile, he decidido, en honor al amigo Miguel en Atacama, dedicar dos o tres artículos para describir el “potencial” astronómico de este hermoso país andino.

La Astronomía en Chile es una de las mejores del mundo, contando con más de una docena de instalaciones telescópicas en el rango del óptico y de radio. Ya los incas, se tiene constancia de que tanto el Cerro Chena (641 m.), en la provincia de Maipo como el Cerro Mercachas, en Valparaíso, 1634 m. (Foto1) fueron utilizados, en parte, para observaciones astronómicas. En la cultura “Molle” se han identificado petroglifos representando constelaciones como el Escorpión y la Cruz del Sur.

Ya en época moderna,  en 1843, el escocés Juan Mouat y Walter instaló el primer observatorio astronómico en Valparaíso, realizando allí observaciones de “aficionado” pero muy avanzadas, tales como el cálculo de la diferencia de latitud entre Santiago y Valparaíso.

En 1852 , Chile compra a los EE.UU las instalaciones del proyecto Gilliss del Observatorio de la Marina Norteamericana, instalada en el Cerro Santa Lucía en Santiago (Foto2), convirtiéndose así en el primer Observatorio Astronómico Nacional  del país. El principal instrumento traído por Gilliss era un telescopio refractor ecuatorial de 6,5 pulgadas (16,5 cm).

En 1967 se termina el Observatorio Interamericano del Cerro Tololo, situado en el valle de Elqui, a unos 80 km de la ciudad de La Serena, en la Región de Coquimbo, a una altitud de 2200 m. y al sur del desierto de Atacama. Consta de 5 cúpulas operativas y su principal telescopio tiene un  diámetro de 4 metros (Foto3). Para aquellos aficionados que se quieran acercar a estas instalaciones, les diré que es posible realizar visitas guiadas al observatorio Tololo cada sábado del mes, yendo hasta allí con vehículo propio. El Observatorio es operado por la Asociación de Universidades para la Investigación en Astronomía (AURA), parte de Observatorios Astronómicos Ópticos Nacionales (NOAO), organización que también maneja el Observatorio Nacional de Kitt Peak en Tucson, Arizona. Este último os sonará a los que leen mis artículos puesto que muchas de las fotografías que comparto proceden de este instrumento.

El Observatorio Cerro Pochoco es un observatorio de uso astronómico y divulgativo, que pertenece a la Asociación Chilena de Astronomía y Astronáutica (ACHAYA), situado en la comuna de Lo Barnechea, en Santiago. Imparte clases y talleres de astronomía al público  y también realiza actividades de radioastronomía y fotografía. Consta de 3 cúpulas y una terraza de observación, con telescopios de 250, 200 y 150 mm. Para radioastronomía cuenta con sistema de antenas y equipos receptores de señales emitidas por el Sol y Júpiter, entre otros (Foto4).

En este artículo y los restantes vamos a disfrutar de la tecnología y las instalaciones que permiten a profesionales y aficionados contemplar las maravillas del Cielo, esta vez…

¡¡Mirando al Cielo del Sur!!

  1. Manero Rivas