La resolución del Tribunal Supremo, que tras dos días de deliberación ha devuelto a los clientes la obligación del pago del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD), ha sido recibida con indignación en Rivas Vaciamadrid, el municipio que a través de su Empresa Municipal de Vivienda (EMV) ha impulsado el recurso de casación ante el Alto Tribunal. El plenario del Supremo ha revertido el contenido de las tres sentencias firmes, falladas a favor de Rivas, y ha dictado que el dinero que las familias españolas han pagado injustamente, durante años, por este impuesto hipotecario, no solo no será reintegrado sino que seguirá recayendo en los clientes. El fallo contradice tres sentencias dictadas a favor de la EMV de Rivas, emitidas desde el pasado 18 de octubre.

El alcalde Pedro del Cura ha declarado que la decisión de los magistrados es, en la práctica, un “rescate judicial para blindar el negocio de los bancos” y que con ella se asegura su “impunidad”. “El Supremo salva a la banca y condena a la gente”, ha señalado el alcalde ripense, que ha calificado de “rescate judicial total” la decisión del plenario del Alto Tribunal, que ha decidido, por un solo voto, que serán los clientes quienes paguen el impuesto de las hipotecas. Del Cura, que ha calificado de “escándalo” que Díez-Picazo no se haya abstenido en la votación y ha pedido la comparecencia de Lesmes en el Congreso, ha anunciado que Rivas agotará todas las instancias judiciales españolas e instancias judiciales europeas competentes para revertir la decisión del Supremo. Además ha apelado al Gobierno de España “a que articule un paquete de medidas para blindar a las familias españolas de los abusos de los bancos”.

Aunque las tres sentencias notificadas a Rivas permanecerán vivas el Supremo ha tumbado los otros tres recursos por fallar, presentados por la Empresa Municipal de Vivienda.

También te puede interesar