Ayer día 1 de febrero, la Sala Miguel Hernández del Centro Social de Covibar, acogió el homenaje a la figura y la obra del poeta José Ángel Valente. Durante el acto intervinieron diversos especialistas en su obra, como el profesor de Historia de la Filosofía Antonio Chazarra, el poeta y crítico literario José Luis Morante, el profesor de la UCM y psicoanalista Félix Recio y el periodista y escritor Manuel Espín.

​Asimismo, varios invitados pusieron música y voz a composiciones del propio homenajeado o de otros autores a los que este tradujo. Entre ellos, el cantautor José María Alfaya, la concejala de Rivas y secretaria de organización del PSOE-M Carmen Barahona, los intérpretes Raúl Lara, Hipólito Marín y Lucila Mart, los poetas Gemma Serrano, Ricardo Virtanen, Antonio Daganzo y Fernando López Guisado, el fotógrafo y también poeta Manuel Sonseca, la escritora y secretaria de cultura del PSOE-Rivas Elena Muñoz y la exconcejala de cultura de Rivas Isabel Miranda. La presentación del acto corrió a cargo del periodista y poeta Francisco J. Castañón.

Todos los conocedores de la persona y la obra de Valente coincidieron en que fue ‘un poeta difícil sin concesiones’. Aunque también Antonio Chazarra aseguró que “el siglo XXI redescubrirá a A. Valente y le rendirá el tributo que no se le ha reconocido hasta ahora”.

Jose Luis Morante, poeta ripense, dijo de él que “fue uno de los niños de la guerra”. “Muy comprometido con el realismo de los jóvenes y de la época”. “Pertenece a la generación de los poetas del medio siglo”. “En los últimos años, concretamente en una entrevista que le hice, me encontré con un hombre completamente derrotado, fue aislado por la mayoría de sus compañeros de generación (por sus continuas críticas hacia los demás). Se le juntaron varios problemas graves en su vida, que le llevaron a su situación final. Murió un 18 de julio, un día aciago, lleno de banderas fascistas, y nadie dijo nada de un poeta que acababa de morir llamado J.A. Valente”.

También te puede interesar