Estos cigüeñeros que firman desde su confinación ripense y sintiendo que la crisis esta vez es por el corona virus o covid19 y no por culpa de unas políticas u otras, aunque por supuesto, también tienen que ver en el como se desarrolla el vaivén diario del dolor. Estos cigüeñeros, aceptamos, sin forofismos, que lo mollar de la crisis es por culpa de la pandemia. Si aceptamos esto podemos seguir hablando,  si no se acepta, pues nada, cada oveja con su pareja, aquí paz y después gloria y al que dios se la de san pedro se la bendiga. Cacerola y manta.

Bien, pues eso, una vez, que estamos de acuerdo en que la culpa de la crisis es del virus citado podemos ponernos a hablar del futuro, sentando otra premisa: el gobierno que nos intenta gobernar es legítimo. Lo hará fatal o de nota, con ignorancia o perseverancia, con eficacia o renqueo, con chulería o desparpajo, pero ganó en las urnas y le corresponde por ley y democracia llevar el mando de la nave, le pese a quien le pese… Que no se acepta, pues nada, cada oveja con su pareja,…etc. Legalidad y tentetieso.

Así que con estas dos obvias premisas, obvias pero necesarias de verbalizar, nos podemos ir a esos foros de reconstrucción que se están realizando, coordinadas por el ayuntamiento ripense, y trabajar las ideas que cada uno desee desarrollar para el bien comunal de autónomos, empresas, trabajadores, vecinos en general. No podemos dejar que nuestra cabeza piense que unos u otros desean que suframos el ataque del virus, a todos hay que darles margen de confianza. Eso si, a los que no cumplan la normativa, fueren quienes fueren, que el peso de la coerción caiga sobre ellos, las quinielas no se aciertan el lunes y no podemos aceptar que parezca un accidente.

En las redes sociales de nuestra ciudad se dicen muchas cosas, algunas veces sin pensar, sin medir el alcance. Por ejemplo, y mirando a Torrejón de Ardoz, se piden tests para todos,  tests masivos que entendemos serían un despilfarro de dinero público. Si nos hacen un test por la mañana y nos contagiamos por la tarde ¿qué pasa?, ¿nos tienen que hacer otro test mañana?, ¿y otro pasado mañana?. Lo masivo tendrá que ser la futura vacuna pero no una prueba analítica que al volver la esquina se ha hecho vieja. Sin embargo, es razonable hacerlos a determinados sectores de la población, y también a un cierto número de ciudadanos a efectos de investigación. Y no entramos a largar sobre la fiabilidad de estas pruebas en este revuelto momento de ignorancias dónde hay empresas buitres intentando forrarse sin dar máxima fiabilidad a los tests que comercializan.

Nuestra principal tarea es que el trabajo de los sanitarios, de los limpiadores de Rivamadrid, de los trabajadores de supermercados, de carteros y carteras…, de todos aquellos que se han convertido en imprescindibles en este tiempo de encierro, no sea en vano, que no tentemos la suerte del rebrote. Porque ellos no son héroes, ni tienen superpoderes y pueden pedir la baja por muchas razones, rendirse por cansancio y desmoralización y, entonces, encontraremos en nuestras cabezas el tremendo…”si les hubiéramos hecho caso”.

Con respecto a la política nacional queremos dejar  constancia de que pensamos que la izquierda tiene demasiados complejos. Que debe negociar con quien quiera y que se olvide de la estética. Es la derecha la que nos ha enseñado que la estética se puede pasar por el forro sin perder un minuto de sueño. Es curioso ver con que cuidado tiene Pedro Sánchez que tejer sus alianzas, por aquello del que dirán. Con miedo por negociar con nacionalistas, con Bildu,… ¡con quien haga falta! . Esto no va de ideologías, va de posibles víctimas, de muertos y dolor.

Y queremos concluir diciendo que un análisis correcto pasa porque los «defensores de las esencias puras» tienen que darse cuenta de que no son filósofos, sino políticos. Que su obligación es «gobernar la realidad», no estar como Peter Pan viviendo en la infancia en ese «mundo de nunca jamás»; que su responsabilidad es convencer a sus votantes de que intentar conseguir lo mejor exige aceptar conformarse con lo posible.

Salud y comunicación desde EL PREGONERO programa informativo de RADIO CIGÜEÑA

www.radiociguena.org