El Gobierno de Rivas y ediles de la oposición (PSOE y no adscritos) han iniciado, a las 12.00 de hoy viernes, un encierro en el Ayuntamiento para exigir al Ministerio de Fomento una conexión de la ciudad con la M50. La iniciativa pretende conseguir que el ministro, Íñigo de la Serna, se siente a dialogar con el alcalde de Rivas a sobre la construcción de un enlace con la autovía de circunvalación con el que ya cuentan otras 17 ciudades de la Comunidad de Madrid desde finales del siglo pasado. PP y Ciudadanos no apoyan el encierro.

“Nos encerramos porque las vías institucionales se nos han acabado. Estamos dispuestos a buscar una solución en la que el Ayuntamiento y los promotores urbanísticos aportemos dinero, pero nos falta que el Ministerio de Fomento se siente para firmar un convenio”, explica Del Cura quien desde el momento en que ocupó el cargo de alcalde ha convertido la reivindicación de un enlace con la M50 en uno de los ejes de su mandato. “Ahora, para nuestra sorpresa, el Fomento le pasa la pelota a la Comunidad de Madrid y dice que Cifuentes debe pedir el permiso… Lo que quiere la gente de Rivas es que no la mareen y que se nos abra una salida alternativa a la A-3 con una conexión a la M50”, remarca el alcalde ripense.

Al lugar del encierro han acudido figuras de la política nacional y local como los diputados del Congreso Íñigo Errejón, Tania Sánchez o César Ramos; el secretario general del Federación Socialista Madrileña, José Manuel Franco; o diputados y diputadas de la Asamblea de Madrid como Mónica Carazo, Ramón Espinar, Beatriz Galiana o Alberto Oliver.

Hasta la fecha el Ayuntamiento de Rivas ha desplegado diversas acciones para conseguir que Fomento abra la puerta al diálogo: ha celebrado reuniones con todos los grupos parlamentarios del Congreso de los Diputados, ha recibido el apoyo del empresariado local y de todos los grupos municipales, y ha desarrollado campañas de movilización ciudadana.

La reivindicación de Rivas también ha contado con el respaldo del Congreso de los Diputados. El 27 de septiembre, la Comisión de Fomento de la cámara legislativa aprobó, con los votos de la mayoría de los grupos representados, una Propuesta No de Ley (PNL) que exhortaba a Fomento a atender la petición de Rivas, y buscar las vías “para impulsar y suscribir un convenio junto al Ayuntamiento ripense y otros agentes afectados para hacer viable el proyecto de conexión de la ciudad de Rivas Vaciamadrid con la M-50”. Hasta la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, tras petición de Del Cura, intercedió ante el ministro sin que su mediación haya tenido resultado.

MOVILIZACIÓN CIUDADANA

La población de Rivas, que sufre a diario la imposibilidad de acceder a la capital por una vía alternativa a la A-3, también se ha movilizado a través de una Plataforma Ciudadana que lleva recogidas más de 14.000 firmas que respaldan una petición, en change.org, que exige al Ministerio de Fomento “que actúe con la diligencia y responsabilidad que su cargo requiere para llevar a cabo este proyecto. El acceso directo a la M-50 desde Rivas beneficia a miles de ciudadanos y ciudadanas, redundando en una mejor calidad de vida para los residentes en la ciudad de Rivas y otros municipios colindantes”, subrayan en su petición. Esta misma Plataforma Ciudadana de Rivas desplegó el domingo, 26 de noviembre, una pancarta de cinco metros en el Mirador del parque Lineal en la que se puede leer “Acceso directo M50 ¡Ya!”.

La construcción de un enlace a la M50 no sólo resulta clave para evitar el colapso de la A3, sino que se valora como un factor decisivo en el desarrollo futuro de la zona norte del municipio. Rivas, con 86.000 habitantes, tiene más población de nueve capitales de provincia españolas. La ciudad cuenta con un parque de 45.000 vehículos y el 80% de su población activa trabaja en Madrid, una realidad que aumenta el colapso de la A-3 y que exige de una vía alternativa de comunicación con la capital.

 

También te puede interesar