Una de las formas de financiación es a través de las casillas de asignación tributaria en las declaraciones de la renta que cumplimentamos cada año entre abril y junio, por lo que es aconsejable que lo hagamos a principios de abril.

El Estado financia las actividades de la Iglesia Católica –y también de otras organizaciones religiosas- por múltiples vías. Todas las administraciones públicas, Estado, Comunidades Autónomas, Diputaciones provinciales y Ayuntamientos, financian directa o indirectamente a la Iglesia Católica y a sus organizaciones afines a través de subvenciones a sus actividades o a través de exenciones de tributos que debemos pagar el resto de los ciudadanos y empresas. Una de estas vías de financiación directa se realiza mediante la X en la casilla correspondiente de la asignación tributaria en la declaración de la renta que cumplimentamos todos los años.

Enrique Ruiz del Rosal, miembro de la Junta directiva de Europa Laica y de la Asociación Laica de Rivas Vaciamadrid nos explicará todos estos temas y aclarará por qué no debemos marcar ninguna casilla de asignación tributaria a la próxima declaración de la renta.

También te puede interesar