La grave situación que atraviesa nuestro país a causa de la crisis sanitaria por el coronavirus también se hará sentir en la celebración de los actos festivos en honor a la patrona de la Guardia Civil, la Virgen del Pilar, el 12 de octubre.

Cada año, los agentes del puesto de la Benemérita en Rivas Vaciamadrid, con el teniente Jorge Torres al frente, llevan a cabo la tradicional fiesta homenaje a su patrona, a la que acuden decenas de vecinos de nuestra ciudad que quieren acompañarlos en su festividad.

Desde el Partido Popular ripense no queremos dejar de felicitarles y agradecerles la gran labor que desempeñan diariamente y mucho más durante estos meses difíciles de pandemia, asegurando la protección de toda la población ante el cruel virus que aún nos azota. Agradecemos a todos los mandos y a todos los agentes que, a las órdenes del teniente Torres, comandante del puesto de la Guardia Civil, prestan de forma leal y eficaz sus servicios en nuestro municipio, auxiliando y tendiendo la mano a quienes más lo necesitan, haciendo gala del carácter benemérito que los identifica y mostrando con orgullo nuestros símbolos y valores que nos unen como pueblo.

No sólo han desarrollado un magnífico trabajo tras la oleada de robos que tuvo lugar en nuestro municipio a principios de año y en las actuaciones llevadas a cabo para la prevención de robos en colegios y locales comerciales, entre otras muchas. Su dedicación durante los meses de confinamiento también merece una mención especial. Han emprendido iniciativas solidarias entrañables pues durante el estado de alarma felicitaron en sus domicilios a los niños que cumplieron años, teniendo un éxito rotundo y superando todas las previsiones ya que ante la alta demanda tuvieron que pedir ayuda a Protección Civil de Rivas, quienes se sumaron a la tarea de felicitar a la infancia de la ciudad.

Quiero también en esta fecha, condenar la reciente humillación a la que ha sido sometida la Guardia Civil en Alsasua, cuya expulsión de Navarra piden los radicales tachándola de “virus”, mientras el Gobierno mira para otro lado, para oprobio de los agentes que viven y trabajan allí. Un centenar de radicales se manifestaron en el llamado “Ospa Eguna”, “Día del adiós”, como infame gesto de hostigamiento a la Benemérita para exigir su salida de la comunidad foral. Es incomprensible y de infinita gravedad el cúmulo de complicidades que han hecho posible la perpetración de este acto que debía haberse impedido por las autoridades, empezando por el alcalde, representante de Geroa Bai. No ha habido un responsable público que no se lavara las manos ante semejante ignominia. La presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite (PSOE), calla porque debe su sillón a los organizadores de esta farsa. ¿Quién va a defender a la Guardia Civil? ¿Quién va a impedir que sean acosados?

Tenemos que condenar estos actos preparados para humillar a la Guardia Civil, pues la inmensa mayoría de los españoles, todos los que queremos convivir en paz y libertad, sabemos lo importante que es su misión para el bien común.

Por ello, queremos dar testimonio de nuestro reconocimiento y gratitud por la gran labor que todos los integrantes de la Benemérita desempeñan diariamente al servicio de todos los españoles, con dignidad, prudencia y firmeza.

Como cada 12 de octubre, os deseamos con todo nuestro cariño un feliz día de la Virgen del Pilar, patrona de la Guardia Civil. En este 176 aniversario que se celebrará de puertas para adentro, estamos seguros de que el himno sonará con más fuerza y sentimiento que nunca.

También te puede interesar