El Parque Forestal de Mazalmadrit es un interesante espacio de gran riqueza botánica peninsular. En él se puede conocer flora más característica asociada a los distintos climas presentes en nuestro país: mediterráneo, atlántico, ribera, pinar de alta montaña y mesetario. Este parque peri urbano es una cuña verde que se introduce y rodea la ciudad y cuenta con un rocódromo, un recorrido por diferentes ecosistemas (senda botánica), el Centro de Recursos Ambientales Chico Mendes, zonas estanciales, miradores naturales, circuito biosaludable y otras actividades relacionadas con la naturaleza. Esto se lee en la página web municipal.

Este parque es uno de los grandes olvidados de nuestro municipio, cuyo mantenimiento es, desde hace años, nulo. La cartelería en la que se informa de las diversas especies, de las rutas que se pueden realizar dentro de él, y, especialmente, la senda botánica, ese “recorrido por diferentes ecosistemas”, se encuentran en un estado de abandono notable.

Esta es la política de derroche de nuestro Ayuntamiento, que ahora, después de años, dedica una partida del presupuesto para arreglar lo que realizó y nunca se preocupó de mantener. Y así ocurre con tantas actuaciones municipales, que después nadie mantiene, nadie le da una función y un significado determinado.

Es sencillamente deprimente darse un paseo por la ruta botánica gracias a que ni la cartelería, ni el sistema de riego, ni los límites de los parterres, nada se encuentra en condiciones. Eso sí, el Rivas virtual funciona estupendamente. Si cualquier vecino accede a la página web municipal se encuentra con un ejemplo óptimo de propaganda engañosa. Lugares idílicos, servicios excelentes. Pero esta vez, la realidad se encuentra muy por detrás de la ficción que supone un “trampantojo” de lo que Rivas ofrece.

Dicen que es más fácil salir del error que de la mentira. En este caso, a lo que genera el terrible error de hacer para no mantener y tener que gastar por partida doble o triple, se une la mentira de una propaganda perfectamente organizada que pretende que veamos otra realidad, una que, simplemente, no existe.

Ricardo Gómez Alonso

Portavoz del Grupo Municipal Popular

Rivas Vaciamadrid