El pasado día 23, dentro del Pleno ordinario del mes de  Noviembre, se aprobaron los presupuestos municipales, que si nadie lo remedia quedaran definitivamente aprobados antes de que acabe el año y entrarán en vigor el 1 de Enero de 2018.

Los presupuestos municipales reflejan la política que va a ejercer el próximo año el Gobierno y claro, no concuerda en nada con la que nosotros haríamos, que además creemos que es la acertada, por progresista, social y porque respondería a muchos de los problemas que se plantean a los vecinos de nuestro Municipio.

Nuestras propuestas, que por supuesto no fueron ni mencionadas por el equipo de Gobierno, giraban en torno a dos ejes, la inversión para la creación de un transporte urbano en superficie y la construcción de un cementerio y tanatorio municipal.

Que Rivas necesita urgentemente de la creación de una red de autobuses, microbuses o tranvías, es incuestionable, nadie entiende como en un Municipio, con la morfología del nuestro, no sea prioridad del Gobierno crear una red de transporte y no estar supeditados a los convenios con el Consorcio de la Comunidad de Madrid, para unas cosas nos creemos muy independientes y para otras rozamos la humillación para llegar a malos acuerdos.

El segundo eje es la construcción de un cementerio con tanatorio.

Toda Ciudad que presume de serlo, lo tiene. Nuestro cementerio está al borde del “completo”, es necesario construir un espacio para que todos los ripenses que quieran, puedan ser enterrados en su municipio y no se vean obligados al exilio en su último momento.

Los presupuestos que aprobó el gobierno con el apoyo de Ciudadanos (¡!) y los Concejales no adscritos, son continuistas y como llevamos tiempo denunciando, con falta de ilusión, de ganas de liderar un proyecto ambicioso que coloque a nuestra Ciudad en el lugar que le corresponde y no como una más del eje de la A-3, que solo sale en las noticias porque es donde se generan los atascos diarios.

Necesitamos un Gobierno que lidere a nuestro Municipio ante las administraciones, no como este, que en un momento de pataleta se encierra y no busca la negociación.

Y ese Gobierno es el que ofrecemos desde el Partido Popular, porque que nadie lo dude, estamos preparados para ello.