Algunas veces, cuando actúo movido por la razón. También soy un ser humano.

Debo mucho de lo que soy a este grupo social España en el que nacido, pero la deuda que tengo con el resto de la humanidad es inmensa.

Empezando por el primer primate que se bajó por hambre de un árbol para comer y sin egoísmo invitó a los demás ha imitarle. Y era tan listo que cuando escaseó la comida hizo un esfuerzo enorme poniéndose de pie, cosa que le permitió ver comida en la lejanía e invitando otra vez a toda la manada a seguirle y así pudieron sobrevivir.

A mi querida abuela Lucy, africana, que murió hace más 3,2 millones de años, era una sabia y formo parte del consejo de ancianas. En aquella época no existía el machismo. Y de la que somos todos humanos descendientes de ella.

Le debo, le debemos a los sumerios, otros antepasados míos y nuestros, su iniciativa, había mucha escasez de comida tenían hambre, vivíamos de lo que se caía de los árboles, recolectores nos llaman los que saben, desarrollaron un enorme conjunto de avances que significaron una gran transformación en todos los aspectos de  nuestra vida. El arado, la agricultura y la rueda hace unos 5.500 años. La escritura cuneiforme 2.000 más tarde. Fueron los precursores de las primeras ciudades, las primeras leyes escritas, el sistema sexagesimal, los inicios de la medicina, y de las construcciones con ladrillos de adobe y los arcos arquitectónicos. En fin nuestros  antepasados, eran listos, muy listos.

¿A los griegos que les debemos? Los griegos inventaron o rediseñaron casi todos los caminos del saber: los más clásicos géneros literarios (poesía épica y lírica, la tragedia y la comedia), la historia, la filosofía y la medicina, las matemáticas, la astronomía, la política y la retórica, la ética y la astronomía y la geografía, los juegos atléticos, la escultura y las artes plásticas, etcétera. Además inventaron la democracia, imperfecta, pero mejor gobierno que los de miles de años que les siguieron. En fin casi todo lo que podríamos llamar humanidades.

Los árabes, nos legaron grandes descubrimientos en la Química, la Astronomía, la Ingeniería, las Matemáticas y la Medicina, entre otras. Basta nombrar solo el álgebra, los números arábigos y el uso del cero, para aquilatar la importancia de su aporte a la humanidad.Los árabes conservaron el legado griego y a través de la escuela de traductores de Toledo llegó a Europa. Inventaron también la noria y  el molino.

Así podríamos seguir con el resto de la humanidad y la conclusión que llagaríamos , es que hemos recibido más del 99% de ella.

Como veis de mis antepasados españoles recibí el hecho de existir y cuidarme hasta que me pude valer por mi mismo. Pero de la humanidad recibí una inmensa cantidad de conocimientos. Casi todo aquello que me permite definirme como humano, y algunas veces civilizado.

Y si soy coherente debo ser solidario con todos los grupos de los que heredado lo que soy. Seré, soy solidario con todos los españoles y también con toda la humanidad. Y por eso no entiendo de fronteras

Entonces por que este afán de ¿soy español? ¿soy catalán? Francés, alemán, congoleño… con exclusividad. Si tenemos un mismo origen y antepasados comunes.

Ortega DIJO: YO SOY YO Y MIS CIRCUNSTANCIAS.

Mis circunstancias me han hecho nacer y vivir en  una nación llamada España, formada por varios grupos sociales con ciertas diferencias entre ellos, cosa que todavía no hemos aprendido a respetar y eso hace difícil la convivencia. Deberíamos respetarnos y permitir una convivencia basada del diálogo de toda la sociedad.

Por todo esto permitirme que os diga, no entiendo las fronteras, no quiero fronteras. Somos diferentes pero iguales. Entendamos y aceptemos las diferencias de con los demás pero como hermanos que es lo que somos. Superemos estas diferencias con el diálogo. Un diálogo no es una simple conversación, sino un encuentro entre personas en un clima de amistad.

Una conversación hecha con un espíritu de apertura, comprensión y “benevolencia”, sin prejuicios, en la que cada uno se muestra tal como es y acepta al otro tal como es. Así, cada uno se enriquece con la parte de la verdad que viene del otro, y sabe integrarla en su propia visión del mundo. Para dialogar es necesario aceptar que puedes estar parcial o totalmente equivocado…

Solo así podríamos llegar a resolver las diferencias que tenemos entre los diversos grupos sociales que habitamos esta tierra llamada España. Y posteriormente con el resto de la humanidad.

Y también soy demócrata y creo en la libertad del todos los seres humanos. Libertad para decidir lo que es.

Eulogio González Hernández.