José Manuel Castro Fernández, es concejal del Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid, fue elegido en la candidatura de IU/Equo/+Madrid y es militante del Partido Comunista de España.

Es el Cuarto teniente de alcalde y gestiona las competencias de Coordinador del Área de Economía y Organización, Concejal de Hacienda y Patrimonio,
Concejal de Organización y Función Pública, delegadas por el alcalde de la ciudad.

Es nuestro entrevistado de este mes, con motivo principalmente de los Presupuestos Generales para el ejercicio de 2021 de Rivas Vaciamadrid.

Manu Castro es un veterano en el Ayuntamiento de nuestra ciudad, ha ejercido como responsable de varias áreas de gestión en tres legislaturas distintas.

Además del control y atención a las necesidades producidas por la pandemia del Covid, en este momento el tema más importante en la Administración Pública a la que usted se adscribe, son los Presupuestos Generales a punto de ser aprobados, ¿puede detallarnos los macrodatos principales del presupuesto?

Lo primero es entender y conocer el marco en el que se da la propuesta de los presupuestos municipales para el 2021 marcado por los efectos sociales y económicos provocados por la crisis sanitaria. Por ello, los aprendizajes que hemos tenido desde marzo de 2020 con la aparición de la pandemia los hemos trasladado a la propuesta presupuestaria.
Lo principal es el aumento presupuestario respecto al 2020 en un 9,18% con un total de ingresos de 110.111.496,86; unos 9.258.058,75€ respecto al 2020. Y seguimos sin aumentar la presión fiscal a las vecinas y vecinos, desde 2011. También en el apartado de ingresos destacamos el esfuerzo fiscal de la hacienda pública para ayudar y reconocer las dificultades de la ciudadanía y del tejido económico de cara al 2021 y que se traduce en una reducción de ingresos de 1.371.647,80 de €, en el apartado de “tasas y precios públicos”; un 8,16% menos respecto a 2020. Igualmente afrontamos una reducción de ingresos en el Capítulo 7 proveniente de los Fondos europeos y de la finalización del Plan de Inversión Regional (PIR) de la Comunidad de Madrid y que nos supone una disminución de ingresos de 2.689.564,75 €; un 69,49% menos que en 2020.

¿Cuáles son las diferencias principales de este Presupuesto que ahora se aprueba, en referencia a los de años anteriores?

Ya hemos reflejado algunas de las diferencias en el capítulo de ingresos respecto al año 2020, como el esfuerzo fiscal que realiza el Ayuntamiento mediante la exención del pago de tasas en el sector de la hostelería y la restauración de cara a favorecer el desarrollo económico. Con lo que respecta al capítulo de gastos podemos ver como intentamos adaptarnos a la “nueva realidad” surgida de la crisis sanitaria y su respectiva crisis económica. Quizás los datos más llamativos y de diferencia respecto a la propuesta para 2020 es en el capítulo de gastos.
Un aumento del 17,08%, con un total de subida de 5.119.963,86€, en el Personal municipal para seguir reforzando la atención ciudadana con los nuevos cambios que han traído las normas de distancia social y prevención del contagio de la COVID19.
Gracias al acuerdo tomado por el Gobierno de coalición que elimina la imposición de la leyes Montoro, podremos incorporar 3.918.376,73 de euros para gasto social e inversión. Seguiremos pagando nuestra deuda con lo que al final del 2021 tendremos en torno a 8 millones de deuda municipal, pero podemos destinar ese dinero a las necesidades de la ciudad.

¿Puede apuntarnos una cantidad o porcentaje, que estos presupuestos dedican a atender situaciones sobrevenidas por causa de esta pandemia?
De manera directa se dedican varias partidas por un total de 560.000€ para atender a las contingencias COVID19. Igualmente, hay que tener en cuenta las partidas destinadas al cumplimiento del “PACTO de CIUDAD”, al igual que el reconocimiento de las subvenciones de clubs deportivos que se asignaran en función de su propia necesidad. Podríamos señalar que el total de gastos del presupuesto se orienta a cubrir la “nueva realidad” y por tanto a tener capacidad de atender a las situaciones sobrevenidas.

En la evolución de los impuestos directos (sobre todo) se detecta la situación socio-económica de la ciudad ¿cómo ha variado respecto a ejercicios anteriores?

Debemos de tener en cuenta que los impuestos directos son el IRPF (cesión porcentual del Estado), el IBI, el Impuesto sobre vehículos de tracción mecánica, el Impuesto sobre el incremento de valor de los terrenos (plusvalía), y el Impuesto de actividades económicas. Como señalábamos antes, desde 2011 no se aumenta la presión fiscal por parte del Gobierno Municipal, el aumento de la recaudación viene dado por el aumento de los valores que se incorporan a estos impuestos sobre los que las corporaciones municipales tienen muchas limitaciones para hacerlos progresivos, casi podemos decir que no hay autonomía municipal para la recaudación de dichos impuestos.
Aproximadamente la recaudación prevista en este capítulo es la siguiente:

¿Nos permitirá esta situación socio-sanitaria dedicar partidas a temas también de necesidad como: los adelantos (casi seguro) para nuevos centros educativos; la conexión a la M50; el nuevo centro de salud con especialidades; soluciones a los RSU; nuevo cementerio/tanatorio,… Además de los gastos recurrentes de mantenimiento de la ciudad y todo el sistema público?

Desde el Gobierno municipal hemos trabajado en una propuesta presupuestaria que tenga en cuenta, no solo las necesidades nuevas, sino el mantenimiento de la ciudad y las reivindicaciones ciudadanas de los últimos años. Gobernamos según las necesidades de la ciudad y no podemos olvidar la sanidad, más en las circunstancias actuales, así como la movilidad y todo lo referente al tratamiento de residuos.

Parece que las administraciones locales podrán utilizar los remanentes de tesorería y superávit para gastos propios ¿nos puede indicar de qué cantidades hablamos en Rivas y a qué se dedicarán?

Respecto al remanente de tesorería del 2019 hablamos de unos 3’5 millones de € (descontando lo ya gastado según las necesidades planteadas desde el mes de marzo). Originariamente hablamos de 12 millones de €. Ahora usaremos 2’7 millones de ese dinero para destinarlo a personal y una vez que se incorpore, hecha la liquidación de las cuentas (por el mes de abril), se usará para habilitar los gastos del capítulo 2 de gastos corrientes.

Nos han llegado quejas de vecinos y vecinas con cuentas embargadas (de 150 € o cantidades similares) por no pagar los impuestos ¿si esto es así, el Ayuntamiento tiene un plan para atender estas situaciones de precariedad?

El ayuntamiento tiene la obligación de cumplir las normas fiscales marcadas, aun así tenemos la voluntad, y así lo hacemos, de atender las necesidades de las y los vecinos, sobre todo si están en situación de precariedad y necesidad. Para ello ya hicimos una modificación de las ordenanzas que atendían a sus necesidades de aplazar o fraccionar las deudas con la hacienda municipal. Las mantenemos y además atendemos de manera personalizada a cada vecino o vecina que nos traslada esas quejas para poder resolver sus dudas o problemas.

Entendemos que siempre los impuestos significan ‘economía redistributiva’, pero alguno de los partidos de la oposición están pidiendo una bajada significativa de los impuestos ¿está contemplada esta posibilidad por el Gobierno Municipal?

No. Lo que plantea la oposición es injusto y beneficia a quien más tiene y penaliza a quien mas necesita. Ya hemos explicado, y lo seguiremos haciendo, el funcionamiento de los impuestos y tasas municipales así como las bonificaciones que se nos permiten. Respecto a la propuesta de bajar el 0’57 que cobramos en el IBI hemos demostrado como beneficiaría a los valores catastrales más altos sin un impacto real en los más bajos, queremos mostrar cómo en una vivienda de Covibar, la bajada al 0’55 supone un ahorro anual de 8 euros, y en un chalet, por ejemplo en la zona de Santa Mónica, supone más de 40€. No existe el beneficio social de este impacto de bajada fiscal.
Además, es importante remarcar que desde 2011 venimos manteniendo la presión fiscal sin subir ningún impuesto municipal.

Usted también es concejal de Organización y Función Pública ¿nos puede apuntar el sistema de trabajo que se está siguiendo en ese Ayuntamiento? (Personal en teletrabajo, servicios presenciales, etc.).

El sistema de trabajo que se sigue desde la aparición de la pandemia se basa en dos elementos: por un lado, la necesaria atención a la ciudadanía, sus necesidades, sus obligaciones y sus intereses; y por otro, la precaución de cara a garantizar la salud y seguridad de la plantilla municipal y de las vecinas y vecinos que usan los servicios municipales.
Se firmó, con los sindicatos de clase, un acuerdo en el mes de julio que recoge una serie de puntos basados en lo anterior, que busca regular la forma de prestar los servicios municipales, siempre con la búsqueda de acuerdo y atendiendo a las necesidades de la ciudanía.
Ahora mismo mantenemos un sistema de teletrabajo y atención ciudadana que responde al principio de precaución y que cumple con las medidas de distanciamiento y evitar la movilidad.

Algunos vecinos tienen dificultades para la gestión de documentación administrativa (impuestos, multas, empadronamientos, etc.), ¿puede reiterar pautas y procedimiento para resolver estas dificultades?

Debido a las normas de distanciamiento y aforos recomendadas por las autoridades sanitarias, hemos habilitado en tiempo récord que la mayor parte de esa gestión se pueda realizar de manera online a través de la web municipal donde también se reflejan los cambios que se van dando y que se dan en función de lo planteado por las autoridades sanitarias.
Sabemos lo molesto de los cambios, pero estamos en una nueva etapa en la que toda prudencia es poca. Por ello, debemos intentar mantener la salud y evitar los contagios para seguir protegiendo a la población más vulnerable frente al virus. Aun así, desde el Ayuntamiento se van poniendo en marcha nuevas formas de relación con la ciudadanía y esperamos que, con la prueba y error, vayamos perfeccionando estos mecanismos de atención.

Alguna recomendación desde sus áreas de gestión a los vecinos y vecinas de Rivas.

Me gustaría agradecer a los vecinos y a las vecinas su esfuerzo y su compromiso con la mejora de la ciudad también en estos tiempos difíciles. Además, también me gustaría agradecer la implicación de las entidades locales y la ciudadanía que forman parte de los distintos consejos sectoriales donde hemos llevado los Presupuestos municipales. Desde el Gobierno municipal nos comprometemos a mantener la calidad de los servicios y a recoger las propuestas y necesidades que nos planteen.
Queremos que sepan que estamos a su disposición y a su servicio y que nuestro compromiso sigue siendo avanzar, aún en estos complicados momentos, para mejorar las condiciones de vida de los y las ripenses.

También te puede interesar