Trasladamos estos resultados a Alcalde de Rivas, grupos municipales y medios de comunicación. Felicitamos a todas las personas que han participado en la encuesta.

El 91% de las 319 personas encuestadas consideran que el Ayuntamiento de Rivas debe separar y tratar los residuos orgánicos, tal y como ya lo exige la Unión Europea. EL 8% no lo considera así y el 1% se abstiene.
Los datos han sido obtenidos en el Foro Ciudadano de Rivas y Rivas-Vaciamadrid Foro, ambos grupos de Facebook de nuestra ciudad. También hemos hecho la misma pregunta en nuestro canal de Telegram https://t.me/rivasopina, y en Instagram. Los datos se publican en un gráfico que se muestra después de esta ilustración.
Rivas tiene un gran problema de gestión de residuos. Aunque la ciudadanía lleva décadas protestando por la presencia de la incineradora de Valdemingómez y sus efectos dañinos para la salud, seguimos llevando el contenedor de resto allí. El Ayuntamiento de Rivas acaba de perder sus litigios con Madrid y deberá pagar más de tres millones de euros por hacer uso de las instalaciones de Valdemingómez.
El Ayuntamiento de Rivas no acaba de enterarse que la Unión Europea exige el tratamiento separado de los residuos orgánicos para este año 2020. El Ayuntamiento ha instalado dos exclusivas composteras comunitarias en toda la ciudad, como algo anecdótico más que eficiente, ya que no ha hecho campaña alguna para su utilización, no ha aprobado las solicitudes de quienes se han preocupado en inscribirse, ha rechazado las propias solicitudes de algunas mancomunidades de Covibar y tampoco tiene intención de instalar en toda la ciudad este tipo de composteras, que casi deberían ser obligatorias.
Es más, el Ayuntamiento de Rivas sigue sin aplicar políticas de residuos cero como ya hacen otros ayuntamientos, que aparte de ser mucho más saludables, ahorraríamos en costas de vertedero e incineración, en carísimos camiones robotizados y personal para conducirlos que podrían realizar otras tareas muy necesarias en el mantenimiento de la ciudad: instalación de máquinas de retorno de envases con premio, instalación y mantenimiento municipal de composteras en cada manzana para su reutilización en abono de nuestros huertos, parques y jardines, reducir al máximo el contenedor de resto, investigando lo que queda después de separar la materia orgánica (más del 50% de contenedor) y aplicando decretos y campañas para reducir ese resto a la mínima expresión.