La concejala de Mujer y Políticas de Igualdad, Aída Castillejo, ha presentado esta mañana la campaña ‘Noviembre contra las violencias machistas’, una iniciativa que, del 15 al 24 de este mes, busca visibilizar y actuar contra esas violencias sexuales por medio de numerosas actividades culturales, acciones reivindicativas y de sensibilización. Todas las actuaciones de ‘Noviembre Mujeres’ están dirigidas tanto a mujeres como a hombres de todas las edades y se articulan en torno al Día Internacional Contra la Violencia hacia las Mujeres, que se celebra el domingo 25 de noviembre.

Durante la comparecencia, la concejala Castillejo ha presentado la semblanza de nuestro municipio, que aunque no han aumentado las acciones negativas y/o delitos contra las mujeres, no dejan de ser unas cifras preocupantes. Durante lo que va de año han sido denunciados 106 casos nuevos, se contabilizan 218 casos anteriores, 6 casos de agresión a menores, 19 casos de mujeres que han sufrido directamente violencia sexual, 2 a menores, 128 órdenes de alejamiento y 99 avisos de amenazas, agresiones, etc. Los datos se mantienen en los mismos niveles de años anteriores, que es de celebrar porque no aumentan, pero son alarmantes de todo punto y más teniendo en cuenta los esfuerzos que desde la administración y otras instancias se están haciendo para prevenir, controlar y concienciar a la sociedad (en todas las edades) sobre las violencias machistas de todo tipo.

Una de las iniciativas sobre la que la concejala ha comentado, es  la que tiene que ver con ‘las rutas seguras’, que ya se vienen propiciando desde hace tiempo. Estas rutas no se localizan en barrios o zonas de Rivas concretas, se están promoviendo en todo el municipio, porque los riesgos se detectan en toda la ciudad. Concretamente se ha acondicionado una ruta experimental en el Parque de Asturias, donde se ha instalado una iluminación especial (que no altere los ciclos de fauna y flora) colocando, hacia la mitad de la ruta, un pulsador de emergencia que al accionarlo inmediatamente acude la policía. Pasado un tiempo y analizada la eficacia, se harán instalaciones similares en otras zonas de la ciudad.

A los establecimientos de restauración y de ocio, se les facilitarán las ‘servilletas’ con mensajes de sensibilización. Y en todos ellos se instalará una cartelería anunciando ‘espacio libre de violencias machistas’ y ‘un código especial’ de ayuda y/o aviso de posibles emergencias.

El municipio de Rivas de esta manera continúa trabajando contra la violencia sexual y, ojalá no fuera así, pero cualquier esfuerzo al respecto desgraciadamente será poco.

También te puede interesar